04 de desembre 2009

Presentación del último libro del Q.·. H.·. Víctor Guerra

Víctor Guerra, masón de la logia del Gran Oriente de Francia, presentó ayer su último libro, «La masonería del oriente de Asturias (siglos XVIII-XX)», en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA.

En el acto intervino el ex presidente del Principado de Asturias Juan Luis Rodríguez-Vigil, que calificó el libro como importante «porque trata de una historia oculta, tal vez porque la masonería estuvo perseguida de forma cruel durante el franquismo».


El autor, tras advertir que pertenece a la logia del Gran Oriente de Francia, «que es mucho más liberal y aperturista que la anglosajona», explicó que en su libro no sólo se desvelan aspectos hasta ahora ocultos de la masonería en el oriente de Asturias, sino que se demuestra que la de entonces, se refiere a la de finales del siglo XIX y a la de la primera mitad del siglo pasado, «era tan abierta como la nuestra».

Guerra sostuvo que los masones de entonces estuvieron presentes de forma muy participativa en las agrupaciones locales de los pueblos y también en los movimientos políticos.

Tras realizar numerosas investigaciones sobre la masonería del Oriente, llegó a una conclusión que dijo le sorprendió. Y es que en una zona tan liberal como era el Oriente no localizó ninguna logia, tan sólo un taller en Bimenes.

«En el siglo XIX la masonería en Asturias estaba presente con sus talleres primero en Oviedo y después en Gijón y Navia, Luarca y siempre ligada al republicanismo», explicó el autor, al tiempo que destacaba que los masones en Asturias fueron la base del movimiento obrero. «Esto es normal, porque las logias eran escuelas de formación».

Con este libro intenta dar una imagen lo más liberal posible de la masonería en Asturias.

Rodríguez-Vigil centró gran parte de su intervención en la persecución que sufrieron los masones en España durante el franquismo, que la llegó a satanizar.

Fuente : Diario La Nueva España

Editado por MASONICA.ES

3 comentaris:

Mauricio Javier Campos ha dit...

Sigo sosteniendo que la masonería española está dando la "sorpresa" en los inicios de este siglo XXI. Se levantó y superó una pesadísima carga de represión que duró décadas, y actualmente la península padece un recrudecimiento integrista. Aún así, han superado todos los escollos y van hacia adelante produciendo nuevas investigaciones masonológicas, serias, fundamentadas, científicas. Una masonería simple, sencilla, austera, discreta, culta y profunda. Hazle llegar a Bakunin mis felicitaciones y mejores deseos.
Uds. están poniendo a España y a la institución en el mapa de la consideración general y no será fácil alcanzarlos y ponerse a su nivel, ya que el trabajo que han encarado tiene una base de muchos años de preparación.
Un saludo afectuoso,
Mauricio.

Joaquim Villalta ha dit...

Mi apreciado amigo Mauricio:

Ciertamente coincido contigo en que el Querido Hermano Víctor Guerra es un ejemplo a seguir tanto por su calidad masónica como por la calidad, seriedad, profundidad y metodología en sus trabajos e investigaciones, a los que él le imprime con su buenhacer todo el entusiasmo, esfuerzo y amor, de forma rigurosa, críticamente constructiva e independiente.

Recibe un afectuoso saludo.

Joaquim Villalta

Administrador ha dit...

Estimado Mauricio. muchas gracias por tus palabras que son todo un aliento moral para seguir trabajando y desbastando la piedra de nuestra historia y nuestra filosofía.
Un saludo

Victor Guerra