24 de maig 2009

El Oficio de Stuart en el “Berté” 1788

Entre los materiales de trabajo utilizados en algunas líneas de estudio abiertas desde el Círculo de Estudios del Rito Francés “Roëttiers de Montaleau” aparece el Ritual “Berté”, el cual trataremos más ampliamente en otro artículo.
Este documento singular publicado en 1788 fue adquirido por André Berté y nos presenta un ritual masónico del S. XVIII para los tres primeros grados de lo que se denominaría más tarde como Rito Francés (a partir de 1804). No se trata de una “divulgación” sino de un texto editado por un masón para el uso de masones, y como indica la dedicatoria de su primera página “a todos los Venerables Maestros de logias regulares por un ex-Venerable”.

Su enorme interés viene principalmente dado por la rica aportación de detalles y precisiones que otros rituales del XVIII omiten, tal vez, por considerar evidentes. Las investigaciones del propio A. Berté o P. Mollier, etre otros, nos hacen vislumbrar que la fuente de esta obra constituya el Ritual auténtico más antiguo de los tres primeros grados tal como fuera practicado en el G.•. O.•., aportándonos una apasionante información sobre la práctica del Rito Francés en el Siglo de las Luces, y por contraste(coincidencia y omisiones) con otras fuentes manuscritas adoptadas como referencia, publicadas finalmente en el 1801, estas últimas se nos aparecen como abreviaciones en gran medida de esta versión ritual aquí tratada.

En su pormenorizada descripción de la Logia, ésta nos hace sospechar que la misma se trataba de una logia de gala, tanto por sus oficiales como atendiendo al contenido detallado de su decoración, haciendo difícil que muchas logias del momento pudieran respetarla escrupulosamente. Entre los oficiales descritos, encontramos a los Stuarts.
El citado ritual nos indica que “los dos Stuarts (Stewards de las logias inglesas), uno colocado al medio de la columna del mediodía, y el otro a la mitad la columna del Norte; llevan en la mano, el primero, un bastón de 6 pies con un sol de oro en la parte superior, el segundo, un bastón similar con una Luna. Estos Hermanos acompañan cuando se rinden honores y ayudan a los vigilantes cuando las columnas son demasiado largas.

En la masonería anglosajona actual los Stewards son designados para realizar variadas funciones menores como ayudantes. Existen discrepancias considerables, aún dentro de una misma jurisdicción, en cuanto a los papeles exactos llevadas a cabo por estos.
Generalmente suelen relacionarse con papeles de suplencia de los Diáconos, en su ausencia, y de asistencia a los mismos en ceremonias de recepción de grado. Encontramos también su aparición en algunas prácticas como ayudantes en los servicios de los ágapes, siendo común que un Past Master supervise sus labores.

Abundando en la génesis de dichos oficiales, el Querido Hermano Víctor Guerra me ilustraba comentándome que una de las motivaciones importantes de los fundadores de la Gran Logia de 1717, fue de orden completamente material. Se trataba de poder festejar dignamente el evento de San Juan de Verano. Resulta significativo que a lo largo de todo el Siglo XVIII, "los intendentes" hayan sido los oficiales más prestigiosos de la Gran Logia. A partir de 1734, los intendentes -stewards-son declarados elegibles en todas las dignidades de la Orden, a excepción de la Gran Maestría y, según W. Preston, la Gran Logia decide solo reclutar a sus Grandes Oficiales de entre los "Intendentes" que hayan presidido la organización de una fiesta anual, acto seguido de las asambleas anuales de la Gran Logia.
Esta otra tipología de Stewards, cualitativamente de mayor rango, queda reflejada en el hecho de que incluso hubo una gran logia especial, la “Grand Stewards Lodge” en 1735 de "intendentes". Parte de estos "intendentes fueron grabadores prestigiosos con cierta función puramente honorífica, grabando, por ejemplo, la joya de "Grand Steward".

Pero volviendo al Rito Francés, tenemos la impresión que parte de las funciones descritas sucintamente en el “Berté” han sido mutadas/adoptadas por algunas de las formas practicadas en nuestro Rito en la actualidad, viendo coincidencia tanto en su ubicación como partes de su oficio con los Primer y Segundo Maestros de Ceremonias, que difieren por completo con otras del mismo Rito, lo cual plantea frecuentes confusiones, más aún cuando interactúan elementos ajenos al RF en su práctica, hecho que desgraciadamente no sucede aisladamente.

Todo enriquecimiento sobre el mejor conocimiento de la práctica de los Modernos, cuanto más cercano a su fuente sea, puede ayudarnos a ver y entender mejor sus mismas bases, así como intentar comprender el devenir de sus futuras transformaciones formales.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE

19 de maig 2009

Sobre el estudio de los Rituales

Resulta siempre interesante (necesario diría yo), para satisfacer nuestro mejor entendimiento de aquello que permite la “vivencia” de las ideas simbólicas articuladas en el espacio y en el tiempo, cotejar, comparar, evaluar los distintos rituales referidos a uno o más ritos, ya sea en un periódico histórico en concreto, como posteriormente, intentar vislumbrar su evolución, sus modificaciones, incorporaciones, omisiones y posibles desviaciones.

En absoluto se trata de “sacralizar” el ritual en sí mismo, ni de esclavizarnos a éste a ciegas. Un trabajo de investigación de este tipo debe, ante todo, dotarnos de una suficiente base de datos que discrimine sin lugar a dudas, los elementos troncales, fundamentales y estructurales sobre los que se basa el lenguaje simbólico implícito en ellos, además de todo el mensaje masónico (con sus múltiples lecturas finales en el plano individual, colectivo, etc.) reflejado en las instrucciones de grado. Sin embargo, estos trabajos ofrecen como productivo fruto la detección de las manipulaciones y/o eliminaciones arbitrarias y, en el peor de los casos, incluso las malintencionadas deformaciones o degeneraciones que afectan a los fundamentos mismos de esta estructura básica y fundamental, vulnerados los cuales, ya no solo se pierde la “forma”, sino que se atenta al fondo, contenido, apareciendo lecturas que no son tales.

Este cúmulo de fatalidades en casos puntuales, han atribuido a nuestra Orden características iniciáticas que no le son propias (o impropias según lecturas) y en cambio, han hecho caer en el olvido, ocultos e ignorados para muchos, otros elementos emblemáticos singulares que podríamos considerar como de gran calado.

En más de una ocasión me he pronunciado sobre el hecho de que, a mi entender, el gran secreto radica en la correcta aplicación de esa praxis que el método masónico propone, no como red inescrutable de enorme complejidad elucubrativa, sino de interiorización y extrapolación de todo el contenido simbólico/emblemático que encierra. Caer en el abuso de aditamentos, sobrecargas o sedimentaciones sin ton ni son, pueden alejarnos más que aproximarnos a los fines mismos que nos habíamos trazado. Este tema de “excesos” puede incluso llegar a roza lo grotesco por lo extraño y alejado de su punto de partida, por lo que de vez en cuando, es necesario detenerse, echar la vista atrás sobre lo recorrido, y cribar la paja del grano.

Como antes apuntábamos, el espectro de trabajo es enorme según sean los parámetros aplicados en un estudio de estas características, y aunque puedan hacerse lecturas más o menos globales que lleven a una “diagnosis” ritualística en particular, determinados proyectos específicos pueden ser una buena fuente de conocimientos sobre las particularidades, características propias y esenciales del “Rito de los Modernos”, que el Rito Francés no puede dejar escapar por las buenas, ni caer en amnesias que le alejen de ser lo que es.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE

10 de maig 2009

Creación del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

Se ha creado recientemente el Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau" del que me honra ser miembro activo.
Para entender más claramente el objeto y finalidad de esta excelente iniciativa masónica en el ámbito del RF, me permito transcribir la presentación que de este Círculo de Estudios hace su Presidente, el Q.•. H.•. Víctor Guerra en la web de dicho espacio

www.ritofrances.es

En el territorio masónico español ha imperado ritualmente, salvo algunas excepciones, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA) y desde la refundación de la masonería en 1978, se han venido asentando muy tímidamente otros sistemas rituales, entre los que va tomando cuerpo el Rito Francés, y cuyo trabajo y desarrollo tiene lugar en algunas Logias de muy distintas Obediencias, desde el Gran Oriente de Francia (GOdF) que se singulariza por la práctica del Rito Francés en sus logias y trabajos obedienciales, como así sucede con el Grande Oriente Ibérico (GOI); luego en el seno de otras Obediencias de clara vocación escocista se encuentras logias que trabajan en el RF, como la Gran Logia de España o la Gran Logia Simbólica Española.
Dentro del Rito Francés en España, nos movemos más bien pocos, no más de 9 o 10 logias, que practicamos el RF desde diversas ópticas. Todos nosotros vemos y sentimos que existe una total carencia informativa y formativa en torno a nuestro Rito, que se ve en muchas ocasiones condicionado por otros usos y modos, hasta el punto, que vamos comprobando día a día las grandes contaminaciones que sufre el Rito de “Los Modernos” debido a la enorme influencia de otros ritos.
Esta laguna formativa e informativa, la fuimos llenando varios Hermanos desde diversos ángulos, desde el puramente logial ayudando a los Hermanos a descubrir las esencias del Rito Francés, a la vez que animábamos a propios y ajenos a trabajar un Rito Francés cada día más “puro” si cabe.
Eso nos llevó a algunos a exteriorizar nuestras experiencias, nuestros encuentros y hallazgos acerca de un Rito “muy novedoso” para algunos de nosotros y lo hacemos por medio de Sitios Web, blogs, etc… en los cuales vamos exponiendo nuestras inquietudes, nuestros descubrimientos e incluso nuestras dudas y en esa etapa estábamos o estamos, aunque si hablando de logias de Rito Francés nos sobra algún dedo de las dos manos, en cuanto a sitios web que trabajen en Rito Francés, se pueden contar con los dedos de una sola mano.
Esto nos ha llevado a una serie de Masones, de diferentes credos y estilos masónicos, a juntarnos para reflexionar, para orientarnos y esclarecernos en cuanto al Rito Francés, ahondando en cuanto a sus orígenes, su desarrollo, sus prácticas y perversiones, haciendo del apoyo mutuo nuestro lema para de este modo formarnos como masones.
Por eso hemos fundado desde una óptica extraobedencial, aunando diversidades y singularidades en un proyecto como es el Circulo de Estudios del Rito Francés “Roëttiers de Montaleau” un proyecto que deseamos sea un gran iceberg, y como tal, lo queremos mantener fuera del calor de las polémicas y las rencillas.
Deseamos abordar un estudio crítico de la masonería y del Rito Francés, en una reflexión permanente, profunda y esclarecedora de cuyo trabajo lo que aflore será, en principio, esta página web como fórmula de “expresión y comunicación”, pero a buen seguro que detrás de todo ello se verá un deseo y un bagaje para emprender en nuestra tierra, que es un desierto yermo de referencias del Rito Francés, un proyecto de recuperación y difusión de uno de los Ritos que más interés empieza a tener entre los masones de habla hispana.
Ese es nuestro empeño, el de un pequeño núcleo de masones del Rito Francés de distintas logias, Obediencias y ópticas, pero empeñados en poner al servicio de aquellos que deseen profundizar sobre el Rito Francés todo nuestro modesto conocimiento y saber hacer.
Espero que ello colme todas vuestras expectativas.

Victor Guerra


Estamos a vuestra disposición.

Recibid mi TAF

Variae Observationes

Cada día me resulta más claro cuanto nos hemos alejado de lo que en realidad fue la fuente original de la francmasonería (dejando de lado pequeños matices en cuanto si sí o si no existen vínculos con la "operativa", o si esta nueva instauración, tomó prestado de la otra sus elementos "instrumentales/decorativos").
Sea como fuere lo que se me aparece como incuestionable es como el soporte vehicular era y debe ser simple, sencillo. Un uso simbólico-alegórico claro que finalmente debe mostrar un mensaje cercano y simple. Un contenido que haga estimular en el hombre sus potencialidades, apreciar su libertad así como el uso de la misma, encontrar esa felicidad en la búsqueda autocrítica a las respuestas perennes compartidas con un sentido de pertenencia e interacción universal y despertar su responsabilidad hacia un conjunto-la humanidad- liberada de todo tipo de imposición irracional, dogmática, tiránica.
Hablando de "nuestra masonería" (de la que en realidad somos descendientes) por eso nació cuando nació y por eso bebió de las fuentes que bebió, admiramos esta gran forma para unir lo disperso liberarse del yugo discriminatorio, dando entrada a todo ser humano, al margen de su religión o distintas creencias.
Ese espíritu se aprecia a poco que miremos los rituales antiguos y en particular del Rito Francés.
Ceremonias simples, sobrias, con mensajes claros... alegóricos, pero muy claros. Unas propuestas sobre moral y virtud que por su simplicidad aparente, precisamente por ello, resultan tan complicadas de llevar a la práctica. Todo un reto.
No hay más secreto masónico que aquel que cada uno vive y experimenta mediante la práctica vital de estas "simples" premisas. No hay más.
No hay magias, no hay teúrgias, levitaciones, fantasías que han sido caldo de cultivo para originar la mayor perversión de esos “sencillos” principios necesarios en una humanidad compuesta por seres pasionales e imperfectos.
La masonería es un "artefacto" que puede llegar a ser peligroso en manos de algunos. Mal entendida, puede hacer surgir sus más despreciables aspectos vanidosos, airados, competitivos, jerárquicos, dictatoriales....y engañosos. Cuanto más nos alejamos de sus principios, más posibilidades existen de pasar por Honolulu para pretender ir a Madrid desde Barcelona.
Los altos grados han sido en parte responsables de dar alimento tristemente en algunos a "los alegóricos asesinos de Hiram”. Para otros ha sido un positivo desarrollo paralelo. Una indigestión puede hacer olvidar lo básico y el auténtico significado de "primus inter pares"...porque olvidan ser pares. Hay quienes introducen "películas" complejas que llegan a tornar ininteligible lo simple e incluso me atrevería a expresarlo tal y como lo siento: casi a deformar conscientemente lo auténtico, tornándolo falsedad.
Muchos se han enzarzado en batallas estériles sobre la forma, sobre tener la razón, sin ir al fondo.
Volviendo al trillado “problema simbólico”, la lectura es fácil si la mente ha sido adecuadamente abierta. La respuesta está delante y es siempre simple y sencilla. Clara como el agua de un arroyo. Lo demás es una estafa. Y hay todo un "negocio", una lucha de poder detrás de ella, en demasiadas ocasiones.
Quienes pretenden ostentar el secreto de su abuso y el beneficio de éste, no recuerdan aquello de "sic transit gloria mundi" (sin su contenido religioso, claro está).
Buscan reconocimientos efímeros y vacíos que en ocasiones denota una falta de solidez e inseguridad en sus principales valores, ya no intelectuales, sino una enorme ceguera de las enormes aristas personales aún por ser trabajadas en sus fases más elementales. Pero eso no es Masonería.
Afortunadamente, siempre podemos acudir al origen si hay sed suficiente, y encontrarla. Es una fuente en la que siempre encontraremos agua. Allí hallaremos todo su tesoro en su pleno esplendor y perenne capacidad transformadora.