22 de desembre 2013

El desmadre Francés y la osadía Americana

Algo está pasando en Francia que está poniendo nerviosos a determinados activistas, seguidores y militantes fieles del Rito Francés en la órbita del Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia. Y ese algo es consecuencia del desmadre, cual rebelión a bordo, por parte de practicantes de este Rito que buscan otros espacios al margen de la imagen servil a una Todopoderosa Potencia, dueña y señora para algunos, pero una estructura al fin y al cabo, tan respetable como otra cualquiera, para otros.

Toda la romántica historia de la reactivación de los Órdenes de Sabiduría, sucedida en Francia gracias al Soberano Capítulo "Jean-Théophile Désaguliers" mediante la supuesta existencia del Capítulo Holandés “De Roos”, ya no sirve para nada después de demostrada su irregular filiación.
Roger Dachez, en un alarde de amnesia, desde la plataforma prestada por el Blog de miembros del GODF en España “Mandiles Azules” a propósito de una escisión en el interior de la GLFF (algo absolutamente ajeno a la UMURM) cambia de estrategia proponiéndonos ahora que siempre en el seno del GODF, un 18 del REAA era lo mismo que un IV Orden del Rito Francés, y donde dije digo, digo Diego, dando así a luz a una ininterrupción de la práctica en este Rito en suelo galo.

Pero no importa. Al fin y al cabo, el continente americano, de existir, aporta poca cosa, salvo samba, salsa, fútbol, bananas y alguna cosilla más, según algunos iluminados que nos miran desde la estratosfera. Y estos "Salomones" se plantean:
¿Cómo osa una Potencia Masónica de dicho continente americano, denominarse Primada del Rito Moderno o Francés, anteponiéndose al Intocable Hexágono, cuna única de todo bien y bendición?
¿Cómo osa el Supremo Consejo del Rito Moderno, que gestiona los Órdenes de Sabiduría de una de las mayores obediencias del mundo, el Gran Oriente del Brasil (mucho mayor numéricamente al GODF) declararse Chef d’Ordre del Rito?
¿Cómo se atreve este Supremo Consejo a encabezar una iniciativa de interrelación mundial sin su plácet y aprobación?

Pues sin problema, Dachez arremete de nuevo desde su cátedra negando aquello que algunos de sus compatriotas habían afirmado y firmado en 2004 respecto a la existencia de una Patente otorgada al Grande Oriente Lusitano, de Portugal, en 1804.

Uno podría preguntarse el por qué se presta a semejante encaje de bolillos alguien que aparentemente no es miembro del GODF, pero la respuesta es sencillamente fácil de responder por sí misma, y basta ver la interacción de este historiador con la Obediencia francesa para justificar este papel de sabio interlocutor, aunque interesado.
Si además de ver lo que existe en Europa algunos se preocuparan por estudiar más allá del Atlántico, verían que hay más tierra que las Galias, y que también se investiga conjuntamente entre ambos continentes.
Vería como desde este mismo espacio, se habló de la línea Francia, Portugal, Brasil, y del cómo y cuándo sucedieron las cosas. De por qué no precisaba el Grande Oriente do Brasil ninguna Patente, y comprendería perfectamente que, además de la francesa, leer en otras lenguas puede aportar conocimiento, por aquello de que en América también se sabe leer y escribir.

En breve pues, reabriremos esta caja de Pandora con la publicación de nuevo de la investigación sobre el Capítulo "De Roos" (en francés y castellano, para que lo lea quien desee), así como el informe de transmisión del Rito Moderno o Francés al Brasil.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la R:. Logia de Investigación "Marqués de Gages" - SCRME

2 comentaris:

Yuguito ha dit...

Entre los aportes q hace falta mencionar en esta publicación con respecto a lo que brinda el Continente Americano además del plátano, el fútbol, la samba y la,salsa, son las,"garotas" (sin importar el país de cuál la niña venga) y una tradición masónica de praxis y no sólo de teoría, con una disposición a la solidaridad que ya querrían muchos...

Joaquim Villalta ha dit...

En efecto, Q:. Hna:.
Mil gracias por esta brillante reflexión.
T:. A:. F:.