15 de desembre 2009

Regularidad: Anderson, Désaguliers y compañía (y IV)

Cuestionándonos acerca de "qué es" la masonería de los Antiens, y analizando de forma precisa (como lo hace Négrier en su obra) los Tres golpes distintos (1760) se aprecia que, en absoluto, se describe el rito inglés y anglicano de los Antiguos Deberes operativos, sino el rito originalmente escocés y calvinista del Mason Word.

No obstante, vemos que la versión del Mason Word descrita en esta divulgación presentaba dos modificaciones principales con relación al estado del rito practicado en 1730 por la Gran Logia “no confesional” de Londres: en primer lugar era una versión que incluía diversos elementos prestados de la tradición religiosa (plegaria, confianza en Dios, fe) y propiamente masónica (siete artes liberales, nombres de los hijos de Lemek) de los Antiguos deberes; y por otro lado era una versión que había añadido al rito del Mason Word materiales que le eran ajenos (regla de 24 divisiones, cinco sentidos, ceremonia de maestro instalado) y algunos de los cuales alteraban de manera inaceptable este Mot de maçon (inclusión de los “tres” asesinos de Hiram entre los “quince”, denominación de los tres asesinos de Hiram por los nombres ligeramente modificados de los tres hijos de Lemek, y episodio apócrifo de la punición de dichos asesinos).

Este conjunto preciso de hechos nos permite a fin de cuentas apreciar en su justo valor la representación que los Antiens tenían de ellos mismos. Según el autor de los Tres golpes distintos, los masones irlandeses se llamaban en su época (algo antes de 1760) “los más antiguos masones” y es esta masonería de los Antiens que el autor describe en su libro (“que es el entero objetivo de este libro”).
Por tanto, el rito descrito en los Tres golpes distintos no es el de los Antiguos deberes nacido hacia 1390 (Regius) sino el del Mot de maçon nacido sobre1637. Es por lo que, aunque hayan integrado en dicha versión elementos efectivamente prestados de la antigua tradición religiosa de los Antiguos deberes, los Antiens no podían en ningún caso pretender ser “los más antiguos masones” ya que su rito, siendo el del Mot de maçon, era el segundo rito de la historia mundial de la francmasonería, rito nacido aproximadamente 250 años después del rito de los Antiguos deberes, y que era el de la Gran Logia de Londres, que lo había practicado desde su creación en 1717.

Por consiguiente, cuando los masones irlandeses (en su mayoría católicos) pretendiendo ser los Antiguos llamaron “modernas” a las logias inglesas practicando una versión del Mot de maçon probablemente cercana a la practicada en 1730, cometieron un contrasentido histórico, engaño que no podemos seguir manteniendo hoy, incluso a pesar de que hubieran querido significar, tal vez con razón, que la religiosidad de los Antiguos deberes había precedido el eclecticismo de la versión ritual del MW practicada por la Gran Logia de Londres, una gran logia no confesional y filosófica. Para verdaderamente haberse calificado “los más antiguos masones” los Antiens (en realidad neo-Antiguos) deberían haber practicado el rito de los Antiguos deberes, lo que no es el caso y como lo demuestran los Tres golpes distintos, una versión religiosa del MW teniendo además un elemento exógeno y totalmente ajeno dicha tradición: la masonería de “Royal arch” ya mencionada en 1756 por Laurence Dermott en sus constituciones Ahima rezon, y que analizaremos en otro artículo.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada