11 de desembre 2010

Discurso del Gran Maestre de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones

Me parece loable y digno de aplaudir la decidida exposición del Gran Maestro de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones en cuanto a la aceptación femenina se refiere.

La Masonería fundamentada en unos valores ético-morales y principios de alcance universal, no puede estancarse cual dogma atemporal en una restricción reglamentaria contra la aceptación femenina que atenta al concepto mismo de dignidad humana, de progreso y atenta a la razón.
Ni siquiera históricamente (ver trabajos de Jean Gimpel y los estatutos de Boileau, Paris del S. XII entre otros muchos) fue negado el acceso en la Mas.•. de Oficio (Operativa) que incluyó mujeres, y del mismo modo, rápidamente bajo la influencia Modern en la Europa continental proliferaron los Trabajos Mixtos (ver los Rituales del Marquis de Gages en los Países Bajos Austriacos y el fenómeno de la sociablilidad en la Ilustración, o del propio Conde de Clermont del S. XVIII).
Sólo un giro dogmático traducido en la fusión de 1813 impidió la natural revisión de las fundadoras Constituciones de 1717, manteniéndose la tendencia de reconocimiento y recepción de la mujer por las históricas obediencias continentales Gran Oriente de Bélgica y Gran Oriente de Francia, que hoy día, entre otras muchas, las reconocen plenamente.

Por fortuna, cada vez más son las OOb.•. y Potencias Filosóficas sobretodo al abrigo del Rito Moderno, que reconocen a la mujer en pleno derecho masónico, respetando también la libertad de Trabajar en Talleres Masculinos, Femeninos y Mixtos.
Hoy nuestro Rito Moderno debe recoger el testigo y proseguir con la expansión de los valores inherentes que detenta, libre de toda discriminación o imposición dogmática en defensa de unas sociedades más justas, libres, laicas y solidarias.

Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"


Gran Maestre Gran Maestre de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, Ángel Jorge Clavero:

Al comenzar estas palabras quiero comentarles que después de mucho tiempo y de un esfuerzo sostenido por todos, la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de la Argentina ha completado esta semana su reorganización, tenemos nuevamente actividad masónica en todas las provincias argentinas y ya funcionan Logias regulares en todo el país.
Con esta noticia tan buena y alentadora cerramos un ciclo de treinta meses en el que se ha incorporado a la Masonería argentina una gran cantidad de nuevos iniciados. En este tiempo, la membresía de nuestra Institución ha crecido el 37 por ciento. Fenómeno que no se daba desde hace más de cincuenta años.
Nuestro tradicional e histórico Palacio Cangallo, inaugurado en 1872, ha sido totalmente restaurado, sus templos ó talleres de ideas trabajan a tiempo completo y con todos sus elementos actualizados. Dentro de algunas semanas ya estaremos en condiciones de habilitar nuestro nuevo edificio en el barrio de Boedo donde funcionarán 30 logias y será sede del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos.

Porque la Masonería entiende que el laicismo constituye uno de sus ejes principales. El laicismo está profundamente asociado a la educación, pero su contenido no se agota en esa única instancia.
La planificación familiar, la educación sexual, los temas de género, el matrimonio igualitario que reclama una nueva ley que incorpore a grupos todavía excluidos, la lucha por mejores condiciones para el ejercicio de la maternidad y la paternidad responsables son temas que reclaman abordajes científicos, de salud pública, culturales y sociales exentos de valoraciones dogmáticas o confesionales.
El laicismo constituye un programa en sí mismo y es el mejor vehículo para el mejoramiento y el progreso. El laicismo promueve gobiernos civiles de todos y para todos, respeta las decisiones individuales de los ciudadanos, evita inútiles confrontaciones entre política y religión y avala la armonía social con arreglo al respeto irrestricto de los derechos humanos.
Dos hitos históricos respaldan la absoluta adhesión al laicismo por parte de la Masonería argentina: la ley 1420, que instituyó la educación libre y gratuita, y la Reforma Universitaria de 1918, que aseguró la igualdad de oportunidades para los estudios superiores en nuestro país.
Corridos los años y observados sus innegables resultados en los que se moldearon muchísimas generaciones de argentinos, debemos pensar nuevamente con qué nuevos instrumentos debe expresarse el laicismo como punto de partida de una nueva epopeya.
Vivimos un tiempo mundial y local de profunda e intensa revolución científica y tecnológica. Los viajes espaciales y la presencia del hombre en la Luna han derivado elementos que ya son de uso cotidiano. Fueron, además, el punto de partida para experiencias que se traducen en la prolongación de la expectativa de vida, la prevención y curación de enfermedades que fueron letales, una nueva conciencia de nuestro entorno en el que ahora luchamos por la preservación del medio ambiente, el uso racional del agua y contra los fenómenos del calentamiento global.
Todos estos temas nuevos merecen nuestra profunda atención porque son los que renuevan y resignifican el laicismo del siglo 21.
Ingresamos en la segunda década del nuevo siglo y esos enormes avances de la Humanidad conviven con extendidos bolsones de pobreza y exclusión. La Masonería, que perdió abnegados hermanos, médicos que no dudaron en ofrendarse para asistir a los enfermos por la fiebre amarilla y por otras pestes y epidemias, hoy dirige su mirada y levanta su voz por los excluidos de toda clase, especialmente los niños y los jóvenes de nuestra Patria.
Bástenos el lacerante dolor cotidiano de los cartoneros, en los que podemos sintetizar la marginación, la lucha por la supervivencia y la porfiada actitud ética para no caer en la trama del delito.

Los masones somos constructores y libre pensadores, trabajamos en los talleres de ideas que llamamos logias, estamos centrados en el SER HUMANO, nuestro ideario rechaza cualquier tipo de obediencia ciega ó verdades reveladas. Nuestro sistema de valores se asienta sobre la solidaridad, el trabajo, la ética y la estética como elementos esenciales de una conducta armónica. Los masones perseguimos obsesivamente la belleza y la armonía.
Somos seres libres y éticos, que desde una perspectiva de unión fraternal proclamamos como Terencio en la República Romana “hombre soy, nada humano me es ajeno”
Nos ofrecemos a la sociedad desde diversos pensamientos políticos, tallados por la tolerancia, buscamos siempre la síntesis para encontrar soluciones de conjunto, unitivas, porque nos formamos en esta escuela iniciática, humanista y filantrópica que busca la verdad.
Como ciudadanos, estamos desarrollando el “Observatorio de la Ciudadanía” en colaboración con diversas organizaciones sociales. Es un planteo interdisciplinario para el estudio y confección de propuestas que tiendan a mejorar las políticas públicas que dictan los gobiernos legítimos elegidos por el pueblo.
Ciudadanía, República y Democracia son conceptos entrelazados por sus contenidos. Constituyen la base, los cimientos, sobre los que levantamos nuestros templos individuales, se proyectan en las construcciones sociales que señalan nuestro crecimiento y nuestro desarrollo como argentinos.
Señoras y Señores; la Masonería viene desde el fondo de la historia cuando agrupaba a los constructores de obras inmortales. Desde 1717, esa Masonería Operativa fue trocando en Masonería Especulativa y hoy, casi trescientos años después, su edificio se mantiene vivo, en pleno crecimiento y en toda la faz de la tierra.

La Masonería argentina es una de las pocas instituciones tradicionales de nuestro país con una historia que ya supera los 150 años de vida.
Finalizando 2010 sentimos cierto orgullo por los ciudadanos que se han formado entre nosotros y por los testimonios que dan de nuestro pensamiento y de nuestro modelo. No trabajamos como una corporación, salvo cuando nuestra acción mancomunada es imprescindible para pacificar los espíritus, para restablecer la fraternidad y la convivencia.
En estos momentos estamos abriendo nuevos campos de acción y colaboración.
Hemos avanzado en el encuentro con universidades públicas en las que desarrollamos cátedras de Libre Pensamiento, respaldamos con becas a los estudiantes que obtienen las mejores calificaciones y nos preocupamos por asegurar los mejores planes de estudio en el marco de la enseñanza pública, laica y gratuita. Nuestra meta es el progreso equilibrado y armónico de nuestra sociedad en consonancia con nuestra región, América Latina.
Nos proponemos como integradores a través de la fraternidad masónica y la operatividad que practicamos desde los tiempos de las Logias Lautarinas en Argentina, Chile y Perú, para que el nuestro sea un Continente sin desigualdades, pujante hacia sociedades más evolucionadas.
Ofrecemos el liderazgo de los valores, nuestra discreción y el valor arbitral que la Masonería puede aportar para la solución de los conflictos coyunturales. Somos formadores de consensos por antonomasia y luchamos por el librepensamiento y la libertad absoluta de conciencia.
Todo es y será posible sobre la ejemplaridad de nuestras conductas y para que cada uno sea el obrero feliz de la lucha por las utopías que, aún hoy merecen ser soñadas.

Pero antes de finalizar mis palabras, quiero felicitar a nuestras hermanas de la Masonería Femenina, y a quienes desde otras estructuras nos acompañan en este difícil camino en aras de la virtud y en pos del progreso y la elevación del ser humano.
Entendemos la Masonería como un ideal a alcanzar y el ideal lo encarna tanto el hombre como la mujer.

Señoras y Señores, queridos hermanos, como Gran Maestre de la Masonería Argentina les deseo que el año 2011 sea el mejor de nuestra querida Patria y el mejor también en la vida de cada uno y de sus respectivas familias.
Muchas gracias

Los saludamos fraternalmente

21 de novembre 2010

Tratado de Reconocimiento y Amistad con el Supremo Conselho do Rito Moderno



El pasado 29 de octubre de 2010 E.•. V.•. fue firmado un importante Tratado de Reconocimiento y Amistad entre el Supremo Conselho do Rito Moderno – Brasil y el Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España.

El Supremo Conslho do Rito Moderno, único y más antiguo Chef d’Ordre del Rito Moderno o Francés que practica todos sus grados ininterrumpidamente desde su implantación, se convierte así en referente para muchos de nosotros de la puesta en práctica de los principios y valores Universales de nuestro Rito Moderno o Francés y en particular en los practicados en sus Cinco Órdenes de Sabiduría, procurando una verdadera y real Cadena de Unión que nos enlace mediante la puesta en práctica de los principio de Absoluta Libertad de Consciencia, de Laicidad, absteniéndose de toda afirmación dogmática que permitan un desarrollo de la relación fraternal.


Otra muestra de ello es la firma también del Tratado de Reconocimiento y Amistad del Supremo Conselho do Rito Moderno con el Grand Chapitre Général de Belgique, con quien el Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España, tiene también una estrecha relación y Tratados Firmados.
Así pues, y como consecuencia lógica de este espíritu abierto y de interacción constructiva, se llevará a cabo en la Ciudad de Barcelona un Congreso Internacional de Supremos Consejos y Grandes Capítulos Generales del Rito Moderno que será organizado por el Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España y auspiciado por el Supremo Conselho do Rito Moderno, pretendiendo ser un foro de reflexión, intercambio y enriquecimiento en el que estén presentes todas aquellas Potencias de Altos Grados del Rito Moderno o Francés que compartan estos valores y su praxis masónica.
En posteriores entradas pormenorizaremos al detalle dicho encuentro al que asistirán Supremos Consejos y Grandes Capítulos Generales Europeos y Americanos, aunando y dejando de manifiesto la perennidad de Tradición y Modernidad latente en nuestro Rito, siempre presente en históricos Orientes como Bélgica y Brasil, así como en otros Valles donde el Rito Moderno o Francés está emergiendo con fuerza y vigor a través de miembros comprometidos y de elevadísima calidad masónica, humana y de implicación social.

Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

15 de novembre 2010

Jornada de Reflexión y Estudio sobre el Rito Francés o Moderno

Crónica elaborada por el H.·. Víctor Guerra y publicada en Masonería Siglo XXI
Por primera vez en toda la historia de la Iberia masónica (España y Portugal) dos logias como Estrela del Norte nº 533 al Oriente Porto , y Harmonía nº 524 al Oriente de Braga; logias que trabajan bajo los auspicios del Grande Oriente de Lusitano (GOL), y las cuales con sus dos VV.·. MM.:. Antero de Quental y el Hermano Trajano al frente, establecieron en el marco de la Academia V Imperio, al Oriente de Arcos de Valdevez (Viana do Castelo), y en un marco incomparable como fueron las instalaciones de la Quinta de Parada do Vez, un ENCUENTRO Y JORNADA DE ESTUDIO SOBRE EL RITO FRANCES o MODERNO.
Estandartes de las Logias anfitrionas

A esa Jornada que se desarrolló durante toda la jornada del 13 de noviembre, asistimos como invitados para presentar el Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau y sus publicaciones, que ya son varias, Joaquim Villalta y el que suscribe.


Con la presencia de unos 60 Hermanos de las logias citadas y de otras de la zona, tanto del GOL, como del GOI/Federación Portuguesa, abría una jornada el Hermano Antero do Quental con el objetivo de la jornada, en el que había la proyección de una película sobre la masonería, para posteriormente pasar a un desarrollo más didáctico sobre los oficios y oficiales de la logia desde la perspectiva del Rito Francés, pero no solo desde un marco teórico, sino con la exposición personal de los Hermanos ejercientes, los cuales exponían sus experiencias , sus logros y problemáticas, incidiendo como bien exponía el Hermano Orador Montesquieu, que con independencia del cargo ejercido, lo ideal era buscar el perfil ideal del hermano en cuestión para ejercer ese puesto, no perdiendo de vista en el caso del Secretario que además de constatar la memoria histórica de la logia, debe ser leído como tal libro de arquitectura como una bella historia de persecución de un ideal.
Tras el debate intenso se dio por concluida la primera parte, que tras un ágape frugal y en medio de una pertinaz lluvia, comenzó la segunda parte donde el Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau se enfrentaba al reto de exponer su periplo como grupo de investigación y explicar el amplio abanico de singularidades que tiene un rito fundacional como es el RITO FRANCES o MODERNO.

Tras la intervención del que suscribe como presidente, y autor de la puesta en marcha del Círculo, en cuya exposición se recalcó la pluralidad de tendencias y diversidad de Hermanos que trabajan en el Circulo de Estudios de Rito Francés, con una total independencia en el campo investigativo y personal, y como no, Obediencial, que rige en el espíritu de nacimiento del Círculo, cuya vocación es ser un “ente y marco” de reflexión y estudio fuera de las órbitas obedienciales, bien sean del GODF, del GOI, u otros, ya que hay Hermanos que trabajan en el Circulo que son de otras obediencias, incluso de las calificadas como “Masonería de Tradición”.


Momento de la Intervención en la mesa los integrantes del Circulo y el Hermano Antero de Quental

Tras esta intervención le tocó el turno al Hermano Joaquim Villalta, que expuso las directrices histórica en las que se movió el Rito Francés o Moderno, y sus singularidades, lo que una vez más vino a plasmar de viva voz lo expuesto en los libros que ha editado Masónica.es: Rito Francés (historia, desarrollo y prospectiva) de Víctor Guerra, y En Oro y Azur de Joaquim Villalta.

Su ponencia vino a recalcar la singularidad de un marco de trabajo como es el Rito Francés o Moderno y su obra culmen el Régulateur du Maçon, que el Círculo de Estudios de Rito Francés ha traducido y analizado por primera vez al castellano y que ha sido editada por Masonica.es, hasta ahora se han editado producto del trabajo del Circulo el Ritual de 1º Grado; y el Ritual de Banquetes, aparte de las obras de los ya citados autores y la coordinación de la Revista Cultura Masonica dedicada al RITO FRANCES nº 2
Esta prolija y didáctica exposición vino precedida de un intenso debate que nos llevó a una sesión de casi tres horas en donde se demostró la querencia y el interés por el Rito Francés, y que conllevó a su vez una exposición práctica cobre algunos aspectos y maniobras rituales, lo que nos está indicando la falta de unos memoranduns de trabajo de corte didáctico que nos orienten en el desarrollo de nuestro rito.

Se cerró el acto con la proyección de un video cobre los Republicanos Arcuenses entre los que se encontraba el francmasón Germano Amorin, siéndonos entregado por un descendiente un trabajo sobre dichos Republicanos de Valdevez.



Tras esto el cierre de los trabajos se hizo de forma ritual en nuestro rito, y se nos hizo entrega a los ponentes de la Medalla de la logia, a la vez que entregamos un ejemplar de todas nuestras publicaciones a las logias anfitriones, siendo a su vez entregados a todos los participantes el diploma acreditativo de tal evento.
Dimos así por cerrada la sesión de trabajo, única en la Iberia del siglo XXI, con una fraterno ágape donde el Hermano Trajano dio los fraternales saludas tan característicos como personales.

Para el Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau, y para los Hermanos participantes ha sido todo un reconocimiento a la labor y desarrollo, más allá de nuestras locales fronteras (las mentales y las periféricas) de nuestro intenso trabajo sobre el Rito Francés, el cual está despertando interés fuera de esos marcos, como bien demuestra la invitación de unos Hermanos a los cuales no conocíamos y con los cuales cerramos marcos de colaboración; ese interés se muestra también en las cifras de visitantes de nuestros órganos de expresión la pagina del propio Circulo y los blogs que manejamos que conforman los Anillos del Rito Francés, que contarán también en breve con una Revista en castellano dedicada al RITO FRANCES, y una Logia de Investigación para trabajar y y ahondar sobre los Rituales de los “Modernos”.

De Arcos de Valdevez, no solo trajimos el recuerdo de jóvenes Hermanos que nos recodaban tanto a los nuestros en España, con la diferencia del ansia de conocer y saber más acerca del Rito en que trabajan por encima de peculiaridades y singularidades personales u Obedienciales. Lo que es toda una lección a tener en cuenta, sino que nos trajimos un espíritu de colaboración y de un “saber hacer” Gracias por tanto a las logias y a los Hermanos que allí nos acogieron.

Nota:
Víctor Guerra, M.·. M.·. del Gran Oriente de Francia, miembro del Grand Chapitre Général du Grand Orient de France.
Presidente del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau".

Joaquim Villalta, M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico, miembro del Gran Capítulo General de España - Supremo Consejo del Rito Moderno para España.
Secretario del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau".

10 de novembre 2010

Jornada de Estudios y Conferencia en Braga, Portugal

Organizada por las Logias “Estrella do Norte” y “Harmonía” del Grande Oriente Lusitano se llevará a cabo en la ciudad de Braga, Portugal, una jornada de formación, reflexión y estudios sobre el Rito Francés o Moderno el sábado 13 de Noviembre de 2010.

Dentro de las actividades programadas, los Hermanos Víctor Guerra (Gran Oriente de Francia, Grand Chapitre Général du GODF) y Joaquim Villalta (Grande Oriente Ibérico, Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España) efectuarán una conferencia sobre el “Régulaterur du Maçon” analizando entre otros aspectos los elementos y estructuras simbólicas fundamentales del Rito Francés o Moderno, las evoluciones rituales y concretamente la regulación de 1783/1786-1801.
Las recientes publicaciones de Víctor Guerra “Rito francés: historia, reflexiones y desarrollo y de Joaquim Villalta “En Oro y Azur: reflexiones, estudios y ensayos sobre el Rito Francés o Moderno”, así como los trabajos editados por el Círculo de Estudios del Rito francés Roëttiers de Montaleau” (únicas obras en lengua española consagradas al análisis e investigación de este Rito) servirán de base histórica, conceptual y filosófica desde donde se pretenderá proyectar la vigencia, esencia y perennidad de los valores del Rito Moderno, Rito Francés o Rito de Fundación, donde Tradición y Modernidad se conjugan acorde a los principios humanísticos y universales de la Orden y que hacen que este Rito experimente una gran aceptación y creciente expansión como vehículo ritual en cada vez más Logias del mundo.

Excelente iniciativa, por tanto, la de estas jornadas, a cuyo transcurso y contenido pormenorizado dedicaremos una más amplia entrada en este espacio.

Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

31 d’octubre 2010

La Federación Europea de Francmasones

¿Qué es la Federación Europea de Francmasones?

La construcción europea es la más grande aventura política, económica, social y cultural de nuestra época en la que nos es posible participar. Esta construcción tiene como meta principal detener la violencia que durante siglos ha dividido a los europeos. Pero la evolución de Europa no se construye sin obstáculos. La reunificación de un gran número de países del Este y del Oeste está dando lugar a tensiones económicas y sociales, a la vez que dentro de nuestra sociedad asistimos a la formación de corrientes integristas, cuyos valores son diametralmente opuestos a nuestros valores masónicos. Durante demasiado tiempo la masonería ha estado ausente tanto del proceso europeo como de la evolución de la sociedad europea. No debe quedarse por más tiempo fuera de su construcción; debe reflexionar sobre cómo conseguir que “vivamos todos juntos”. En una Ciudad y en una Europa en plena evolución, una masonería activa no reposa sobre sus laureles ni se refugia en su pasado. Así pues, es más que nunca necesario que la masonería defina su actitud ante situaciones diversas. Hoy, la masonería europea debe tener el valor de volver a identificar sus verdaderos valores y de promoverlos fuera del Templo. En una palabra, debe tomar de nuevo la iniciativa de convertirse en una masonería de reflexión y de acción y, si es necesario, en una masonería de combate. Con este espíritu unos cuantos masones fundaron hace ya tres años la Federación Europea de la Francmasonería (FEFM). Esta federación ha nacido basada en el deseo de un gran número de hermanos y hermanas de participar activamente, en este comienzo del siglo XXI, en los debates de nuestra sociedad. La FEFM se dirige al masón íntegro, en su calidad de masón, fuera de cualquier grado, obediencia, orden o jurisdicción.
Se compone de hermanos y hermanas de obediencias que operan en Europa. Para asociarse a la FEFM basta con afiliarse individualmente, con independencia de la pertenencia a su logia u obediencia. La FEFM tiene como objetivo el promover el diálogo intra masónico. Igualmente su meta consiste en reunir a hermanos y hermanas dentro de una red europea, con el fin de que su voz colectiva pese no sólo en los debates relacionados con la sociedad en general, sino muy particularmente a nivel del diálogo con las instituciones europeas.

Sus actividades consisten en un conjunto de iniciativas en línea con los objetivos de la Declaración de principios, entre los cuales citaremos la organización de un encuentro anual, coloquios, seminarios, creación de un foro de discusión en Internet y difusión de un boletín informativo. La masonería europea se fracciona en base a su nacionalidad, y dentro de cada nación en diferentes órdenes, obediencias y jurisdicciones. Todas estas agrupaciones masónicas no tienen una verdadera estrategia coordinada y menos aún la tienen a nivel nacional, europeo o mundial. Evidentemente, la masonería es Universal. ¿Pero no es esta afirmación una manera simbólica de hablar, y no una realidad?
El CLIPSAS o el EME que reúnen a diferentes obediencias, son tentativas de coalición, pero sólo agrupan una parte de la masonería europea y universal. En realidad, sus objetivos no son en absoluto los mismos que los de la FEFM/AEPL.

Sin cuestionar los principios fundamentales de nuestras diferentes obediencias y representando a los hermanos y hermanas en sus identidades y tradiciones, la FEFM parte del principio de que para conseguir una mejor interacción entre la francmasonería y el mundo profano es necesario crear un espacio de libertad de expresión fuera de rituales y obediencias. Unidos por una metodología masónica y un ideal comunes, invitamos a los francmasones a divulgar sus inconfundibles valores de progreso y de emancipación, fruto del Siglo de la Ilustración. Con el propósito de trasladar el ideal masónico hacia el exterior, la FEFM ha creado un instrumento específico que actúe como su voz externa profana. Se trata de la Asociación Europea del pensamiento Libre (AEPL). A diferencia de la FEFM, que es una asociación de hecho que garantiza el anonimato de sus miembros, la AEPL es una entidad dentro del derecho belga (en la que solamente se publica en el Monitor belga el nombre de los miembros del consejo de administración), con sede social en Bruselas, debido a su proximidad con las instituciones europeas.
La AEPL tiene por misión la representación de la FEFM en el mundo profano. Ya han sido creadas secciones nacionales de la FEFM y otras están en vías de creación en cada uno de los países miembros de la Unión.
Los trabajos de la FEFM se efectúan en francés e inglés, pero llegado el caso, las secciones nacionales pueden utilizar la lengua del país en mensajes e informaciones. Puesto que las instituciones europeas están teniendo cada vez más influencia en la evolución de la sociedad, es deber de la francmasonería estar presente en este debate trascendental del futuro.
La FEFM cuenta actuar conjuntamente con las instituciones europeas y participar, entre otros temas, en el diálogo previsto en el Tratado de Lisboa, con la misma legitimidad que lo hacen las Iglesias y las asociaciones filosóficas. Además, la FEFM insiste en la importancia de formar una sociedad en la que la comunicación entre las diferentes culturas se base en el reconocimiento y el respeto mutuo, según los principios interculturales.
Basándose en la certeza de que la francmasonería es germen inestimable de competencias, la FEFM espera concienciar a los masones y despertar una sinergia entre los diferentes talentos que se encuentran en el seno de la francmasonería europea, con el fin de transmitir el mensaje masónico de manera eficaz y operativa. La difusión de nuestros valores dentro de la sociedad civil y más concretamente dentro del ámbito juvenil, podría concretizarse en una contribución activa de los miembros de la FEFM en el campo de la expresión cultural y artística, por medio de libros, bocetos, dibujos animados, películas, música, obras de teatro, pinturas, esculturas, etc. Todas las actividades de la FEFM se harán según el método masónico (sin ritual) de escuchar y aceptar al prójimo, garantizando así la expresión de un pensamiento libre, exento de prejuicios, con el fin de favorecer el diálogo dentro del ámbito de valores que no son propios. Los masones europeos podrán así dar testimonio de sus valores, de sus experiencias y de sus proyectos, según la deontología masónica.

Esta iniciativa tiene como vocación primera el promover y defender los valores de libertad, igualdad y fraternidad en un espíritu de libertad de conciencia y de tolerancia. No hay transmisión de la Luz sin la preparación del futuro para que la reciba.

Inscripciones en
http://www.aepl.eu
La cotización anual es de 15 euros.

La crónica de la reciente presentación en Barcelona puede leerse en el Blog El Masón Aprendiz

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

22 d’octubre 2010

Reflexiones desde Marte o la falsa relatividad ritual

Me van a disculpar los lectores a quienes agradezco de corazón su seguimiento, que esta entrada se desvíe un poco de la línea de trabajo que habitualmente intento plasmar en este espacio. Pero dado que en otros sería censurado sin duda alguna, me voy a permitir esta licencia y apelando a su paciencia y comprensión. De vez en cuando la reflexión crítica construye, y hay ocasiones que lo merecen.

Afortunadamente en la actualidad disponemos de abundante material de reflexión, análisis, históricos y pedagógicos, así como de traducciones de originales franceses y del portugués en lengua española. Es lo suficientemente amplio como para que ya no nos quieran vender duros a cuatro pesetas, y que aquellos/as que lo deseen, como lo marca la propia cualidad masónica, conozcan la verdad de nuestro origen Ritual, su evolución y su proyección de valores, lejos de las acomodadas fórmulas de transmisión deforme que por desgracia se suceden por doquier.
Podría hacer referencias a artículos publicados en este mismo Blog, u otros autores fundamentales (Mollier, Dachez, Noël, Guerra, etc.) que clarifican las especificidades de nuestro Rito Frances o Rito Moderno, manifestando precisamente la grandeza de la libertad formal ritual pero siempre contenida en unas estructuras simbólicas fundamentales que tantos portaestandartes del rito siguen ignorando por desidia, cual contra-fuerza utilizando para ello plataformas Blogueras e internáuticas, y lo que es peor, arremetiendo a las labores constructivas con el argumento de la riqueza aportada entre la “interacción” de Ritos. Pero no lo hago, porque en Marte no se lee lo que no gusta escuchar.

Estos que mantienen el argumento por el cual el Rito es solo un vehículo de desarrollo o crecimiento, utilizan el calificativo “talibán” para todo aquel que les aparta de sus cortas perspectivas endogámicas, monotemáticas, donde para el caso, mejor valdría simplemente abrir y cerrar los Trabajos a golpe de mallete, porque su fundamento teórico o es inexistente o es simplemente, parcial. De hecho no sería novedad en la historia semejante modus operandi y que costó la extinción en Europa (sí, extinción) de todo lo construido en 1784 (espero que en Marte me sigan el hilo): basta un golpe para dar el pistoletazo de salida a los pavorrealismos profanos y transportarlos a la logia con afán de intentar brillar dentro a costa de lo que se conoce fuera, revestido, claro está, de una Cósmica Unidad disfrazada de filosofismo de tercera división.

El caso es que esa falsedad de vaciado simbólico que se le presuponía al RF indujo a la búsqueda de su renacimiento en Europa (que no en América puesto que ahí siempre se mantuvo desde su llegada) utilizando mecanismos diversos.
Todos respetables, sin duda, pero a elección del consumidor que, en su despertar seleccionó una vuelta a los orígenes, o reconstruyó un procedimiento formal y ritual basado en éste con algunas incorporaciones importadas de corte escocista.
Eso no es malo (ni bueno), pero hay que contar la historia completa y las verdades enteras. Sin duda, y por citar un ejemplo, en la versión Restablecido, se funden dos ternarios simbólicos que no suponen sorpresa alguna ya que el Rito Escocés Filosófico lo había hecho en su práctica ritual con disposición invertida, aunque al igual que éste, tiene claro el famoso ternario base de Tres Grandes Luces: Sol, Luna y Maestro de la Logia. Que lo cuenten en Marte también.

Personalmente prefiero el ternario Isósceles original, dispuesto así en el cuadrilongo, ya que despliega una lectura simbólica que concatena perfectamente con el quinario “Estrella” que puede desarrollarse del mismo a posteriori. Aunque claro, tal vez un debate simbólico al respecto no interesa. Había olvidado que en Marte eso es “pecata minuta” y puede despreciarse, por tanto. Aquí venimos a ser “Hermanos” y a filosofar: no importa, ya que eso es para los fundamentalistas.
Estos grandes masones de la unidad pueden simplemente, leer las introducciones de sus propios rituales de referencia y de los “Restablecidos” (leer todo el Corpus Ritual histórico de los Modernos sería pedirles demasiado). Ese pequeñísimo esfuerzo les bastaría para ponerse en situación y no cometer errores que incitan al desconcierto de los pobrecitos recién iniciados que les arengan dos máximas. Así no es de extrañar que “hay lo que hay”. Pero todo muta, y en este caso, solamente puede ser a mejor.

Es gracias a esos tildados fundamentalistas “talibanes” que un servidor conoce lo poco o mucho que sabe sobre el RF, y volví de Marte y de la Atlántida.
Pero no, por favor, curadores del pensamiento único: no busquen guerras rituales donde no las hay aunque entiendo que esa postura sea la más sencilla para esas pedazo de mentes pre-claras que lanzan misiles, eso sí, fraternalmente. Deben darse cuenta que es desde el respeto y la práctica de las múltiples manifestaciones de los Ritos, donde uno aprende a amar y conocer el suyo, y de ahí, proviene la posterior libertad de elección.
No quieran acallar voces intentando provocar descrédito sobre algunos que están a años luz en muchos sentidos. Eso está ya muy visto y estratégicamente, abocado al fracaso. No olviden que los Aprendices son aprendices, pero no ignorantes. Y piensan y todo. Y buscan e indagan. Aunque claro, igual esos Viajes se hacen difíciles por el tema de los reconocimientos “fetén”, vaya a ser que se les escape de las manos y caigan en desgracia en su estructura.
“Adhuc Stat”: perdón, eso es RER. Pero sirve para el caso, ¿verdad?

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

01 d’octubre 2010

Los Grados 8 y 9: ¿tienen fundamento?

En este espacio hemos, creo, ampliamente abordado el tema de la génesis, distribución y reordenación de los Altos Grados de gran proliferación en el XVIII, bajo la estructura creada por el Gran Capítulo General de Francia del 1784 en la ocurrente distribución por familias conocidas con el término de Órdenes.
Hemos valorado asimismo desde diversos planos filosóficos e iniciáticos, la idoneidad de los mismos, controvertidos cuanto menos, así como escuchado voces reflexivas e incluso irónicas y ácidas, como las de Bésuchet , en esa vorágine de multiplicación de grados, la mayoría impracticables.

Nuestras investigaciones nos han hecho entender como ciertamente el Phylum iniciático del Rito Moderno finalizaba sin duda en el Rosacruz, un Cuarto Orden terminal siendo durante mucho tiempo el Nec Plus Ultra Masónico hasta el desembarco de la nueva estructuración propuesta por el REAA, que imponía su influencia en los altos grados con la habilidad de generar un paralelismo del R+ con su 18º, estrategia inteligente que hundía a la cumbre Moderna provocando la excitación de aquellos cuya posible ansia por las decoraciones y títulos impulsaba, cual resorte, a la búsqueda del más allá.
Así pues, el sistema del Gran Capítulo General, por más Quinto Orden universal definido en los RRGG del 1784 y codificado por el Metropolitano en el listado de 1801, no dejaba de ser un intangible para muchos, con la cual cosa, ya de facto, en el 1858 el ritual Murat se basaba sobre una progresión de siete grados en los que los tres primeros pertenecían al Rito Francés, y el resto, el Rosacruz 18º, Caballero Kaddosch 30º, Príncipe del Real Secreto 32º y Gran Inspector General 33º eran grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Resulta, pues difícil creer que esto fue fruto del simple azar. El sistema de los Órdenes de Sabiduría quedaba tocado de muerte.
En Holanda, tras la fundación en 1803 de la Orden de los Altos Grados tras la ocupación francesa, y muy potenciado en la actualidad su vigor y fuerza vía su nueva y remodelada web, se nos presenta ante el público una ininterrumpida práctica de más de 200 años del sistema de siete grados que supuestamente habría bebido su legitimidad de dicho contacto galo. Dejaremos para otra ocasión si esa legitimidad secuencial fue filial o realizada por analogía, pero lo que es indudablemente cierto, es que la práctica de todos los Órdenes no fue ininterrumpida, dado que, en realidad, no se conferían de la forma regularmente establecida. Me explico:

El Rito planteado tras el magisterio con los Grados de Elegido, Escocés, Caballero de Oriente y Soberano Príncipe Rosacruz mutó en su forma de ser conferido, dado que debido al carácter explícitamente cristiano del último grado se decidió prohibir conferirlo salvo por comunicación, confiriendo ritualmente sólo los tres anteriores. Esta prohibición duró tres años, hasta 1806, donde se dejó a criterio de los Capítulos la elección del método de concesión.
Sin embargo, en los siguientes 50 años, el sentir al respecto se revirtió radicalmente, decidiéndose en 1854 que desde esa fecha, el Grado de Rosacruz debería ser conferido ritualmente, mientras que los “Grados Intermedios” se harían por comunicación. Increíble, pero cierto: el tema se revertió cual calcetín.

Así pues, este sistema en Siete Grados con sus respectivas Órdenes de Sabiduría solamente se practicó ininterrumpidamente de forma Regular y legítima desde 1822 en Brasil.
Pero una vez pasado el tiempo, asentados los sistemas rituales, estratégicamente ubicados los sistemas relacionales entre Potencias Masónicas de Altos Grados, había que velar por llevar al Rito Moderno o Francés al lugar que siempre le correspondió, y este, jamás era estar en inferioridad de escalafón a ningún otro, dígase lo que se quiera sobre el phylum iniciático, el lanzar la mirada hacia todos los grados físicos y metafísicos de todos los sistemas. Eso ya era obvio de por sí, pero había que ir concretando.
Las soluciones para la activación, reactivación o desarrollo de este Vº Orden podían ser muchas y variadas (algunas más acertadas que otras), pero era menester encontrar en función de la incontestable legitimidad de la Potencia correspondiente, en este caso el Supremo Consejo del Rito Moderno, de Brasil, Chef d’Ordre Universal en cuanto a su práctica ininterrumpida e incluso única en un tiempo, buscar un método racional, lógico, con un mensaje coherente al espíritu del Rito Moderno y de un contenido incontestable.

Así pues pasaremos a exponer la distribución en 9 Grados (una distribución que comparto en lo personal por su coherencia y brillantez ritual, dicho sea de paso), ubicados el 8º y el 9º en el Vº Orden, expuesto mediante el análisis y argumentación dada por el M.•. Il.•. H.•. Antonio Onías Neto, Soberano Gran Inspector General Honorario del Supremo Consejo del Rito Moderno, con sede en Brasil:

Algunos Hermanos afirman que no existe fundamento histórico o institucional para la institucionalización de los Grados 8 y 9 para el Rito Moderno.
Veamos primero si históricamente existieron los grados citados anteriormente.
Respecto a este asunto, la publicación francesa “Le Rite Français Moderne - I. M. R. E. T. 1986” afirma en su página 36:

“Voici quelques extraits des “STATUS ET REGLEMENTS GÉNÉRAL DE FRANCE”, datés de 19 Mars 1784:
“Art. 28 - Toutes les formules différentes et multipliées seront classées et rangées suivant le grande dont elles dépendent. Chaque Grade ainsi classé será connu sous la dénomination d’Ordre.”
“Art. 29 - Le Grand Chapitre Général renfermera toutes les connaissances em cinq Ordres.........(siguiendo la explicación de cada Orden correspondiendo a los Grados Del 4 al 7 siendo este último El Caballero Rosacruz) ......”
“Le Cinquième Ordre comprendra tous les grades physiques et méta-physiques et tous les systémes, particulièrement ceux adoptés par des associations maçonniques em vigueur”.

Este Quinto Orden además de constituir una Academia o Conservatorio de diferentes grados y rituales al uso, siguiendo sus Reglamentos, se nos aparece, como lo afirma la obra referenciada, un Grado administrativo a comparar con los "Grados Blancos" del REAA.
Históricamente, además, encontramos em las páginas 56/57 del “Tuileur général de la francmaçonnerie, J. M. Ragon, Paris, Collignon , de 1861”:
“Rite Français:
“Kadosch, parfait initié - Grade philosophique, 5e. et dernier degré du Rite Français, dit aussi GRANDE ÉLU, CHEVALIER DE L’AIGLE BLANC ET NOIR - remplaçant le 30e. degré templier du Rite Écossais.” La obra prosigue con El Cuadro, El Cubridor del Grado, la descripción de lãs Cámaras, etc.
Semejante referencia Bibliográfica en la práctica de un Grado 8º dentro del Rito Moderno la vemos en Enciclopedia Masónica de la Editorial Kier, de México, en la página 808:
En la parte superior de la página: “RITO FRANCÉS O MODERNO” y después, en la inferior:
“8º Y ÚLTIMO DEL RITO FRANCES”
”KADOSH PERFECTO INICIADO”
“GRADO FILOSÓFICO”, siguiendo con los datos sobre el grado y su Cubridor.
“Vemos que el Supremo Conselho do Rito Moderno, aún pudiendo hacerlo legítimamente, no invento cosa alguna, basándose en usos debidamente documentados en la historia y práctica de nuestro Rito.
Tan solo se modificó el término Kadosh (sin c) para Kadosh-Filosófico - Caballero del Águila Blanca y Negra- Inspectores del Rito - para el Grado 8, asentados en los Grandes Consejos Estatales.
Por último, considerando la necesidad administrativa del Poder Central en la federación, se instituyó el Grado 9 Caballero de la Sabiduría- Gran Inspector del Rito del que hay indicios que hubo un tiempo en el que en Portugal llegó a funcionar, para los Grandes Inspectores del Rito, agrupados en el Supremo Conselho do Rito Moderno, que tiene carácter nacional.


Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

04 de juliol 2010

El Rito Moderno en Brasil

Quiero agradecer ante todo al M.•. I.•. H.•. José Maria Bonachi Batalla, Soberano Gran Inspector General del Supremo Consejo del Rito Moderno, el fraternal trato recibido y su absoluta disposición para clarificar datos, resolver dudas y aportar los materiales necesarios para hacer más accesible a todos nosotros la práctica del Rito Moderno o Francés en Brasil, presidiendo el cuerpo de Altos Grados de Rito Francés de mayor antigüedad en cuanto a práctica ininterrumpida de los mismos, Rito madre en esos orientes, y que le confiere la incuestionable condición de Chef d’Ordre a nivel mundial.
Por otra parte, quiero apostillar la excepcional concepción masónica que sus practicantes tienen sobre los valores masónicos de progreso que representan y su aplicación tanto a nivel Institucional como social, una actitud comprometida, ilustrada, evolutiva y libre, que les hace avanzar con paso firme hacia la Masonería del Tercer Milenio, tal y como la contempla el Rito Francés o Moderno en Brasil.


El Rito Moderno, Rito histórico oficial del Grande Oriente de Brasil

Aunque la primera Logia masónica brasileña surgiera en aguas territoriales de Bahia en 1797 en una fragata francesa, la primera Logia Regular de Brasil fue la “Reunión”, fundada en 1801 en Rio de Janeiro, movida por un ideario y unos fines político-sociales. Esta logia estaba afiliada al Oriente de Ille de France, siendo su representante el caballero Laurent. Existen evidencias de logias fundadas anteriormente por hermanos impregnados de un espíritu libertario, ilustrado e inspirado en la revolución francesa.
El Gran Oriente de Brasil se funda el 17 de junio de 1822 bajo los auspicios del Rito Moderno que, con el Adonhiramita, eran los únicos existentes en la época en este país. Así se constata, en el acta de la sesión del 12 de julio (quinta sesión del Gran Oriente de Brasil) donde consta la propuesta de elevación al Grado de Elegido Secreto para varios Hermanos, o sea, 4º Grado, I Orden de Sabiduría, del Rito Moderno.
Además de esto, el acta cita la adopción de la “Masonería de los siete Grados”, o sea, del Rito Moderno, adoptado en el Brasil por ser tanto en el Gran Oriente Lusitano como en el Gran Oriente de Francia el Rito Oficial.
En acta del 23 de julio (séptima sesión del Gran Oriente), vuelve a citarse la concesión del Grado de Elegido Secreto para varios hermanos, citándose además en la misma acta, la concesión del “Grado de Rosacruz” al Gran Maestre de la Masonería Brasileña (grado máximo de la masonería en esa época).
En acta de sesión del 5 de agosto de 1822, se vuelve a referir a la “Masonería de los Siete Grados”. En esa acta se resuelve dar “carta de delegado” al H.•. Hippólito de Mendonça, en Londres, encargado de que el Gran Oriente Brasílico (su primera denominación hasta 1831) se hiciese reconocer por la Gran Logia de Londres, remitiendo todos los documentos e instrucciones concernientes al “Sistema masónico de los Siete Grados”, es decir, los documentos oficiales ritualísticos del Gran Oriente Brasílico.
En acta de Sesión de 28 de septiembre de 1822, se relata que el Gran Maestre recibió el Grado de caballero de oriente (6º Grado) y que deberá recibir el de Rosacruz (7º Grado) en la próxima sesión, lo que muestra sin lugar a dudas, cual era la secuencia de los Grados practicados en el Gran Oriente de Brasil, o sea, la secuencia del Rito Moderno.
La firma masónica de Don Pedro I.•. P:•. M.•. R.•.+, o sea, Hermano Pedro, masón Rosa Cruz, lo que significa que el emperador ostentaba el séptimo grado del Rito Moderno –Caballero Rosacruz- por el hecho de haber sido elevado a la Gran Maestría del Gran Oriente.
El primer ritual utilizado por el Gran Oriente del Brasil en el año de su fundación (1822) cuando entonces se denominaba Gran Oriente Brasiliano (primera acta), Gran Oriente Brasileño (segunda acta) y Gran Oriente Brasílico (quinta acta) y que adoptaría su actual nombre de Gran Oriente de Brasil al ser reinstalado en 1831, era del Rito Moderno. Lo cedió la Logia “Comercio y Artes” de Rio de Janeiro, que lo recibiera del Grande Oriente Lusitano.
Debido a la inestabilidad política tras la recién adquirida independencia y las rivalidades existentes entre el grupo del Primer Gran Maestro José Bonifacio y de su Primer gran Vigilante, Joaquim Gonçalves, el Emperador Pedro I mandó suspender los Trabajos del Gran Oriente el 25 de octubre de 1822. Tras la abdicación de Don Pedro el 7 de abril de 1831, fue en noviembre de 1831 que los trabajos del Gran Oriente de Brasil retomaron fuerza y vigor reinstalando la Obediencia con su actual nombre, y ya nunca más suspendió sus actividades.
El Gran Oriente de Brasil, restaurado, adoptó el Rito Moderno y la constitución del Gran Oriente de Francia de 1826 adaptada por Gonçalves Ledo, y tomando este Rito como Rito Oficial y para el trabajo de sus Altos Cuerpos.
El 23 de junio de 1892, imitando la reforma del Gran Oriente de Francia de 1877 y del Gran Oriente de Bélgica de 1872, son suprimidas de los rituales la obligación de las invocaciones al Gran Arquitecto del Universo.

El Rito Moderno, con su vocación para la justicia social proclamó la igualdad de las razas, culminando con la liberación de los esclavos en el Brasil. Fue el Rito Moderno el que luchó y consiguió la supremacía del poder civil sobre el poder religioso y la libertad de religiones.
Todas las victorias de la Masonería son victoria de todos los masones. El Rito Moderno es patrimonio de la Masonería Brasileña y acervo indispensable de los grandes hechos de la historia nacional.
El Rito Moderno no admite la limitación del alcance de la razón, por lo que desaprueba el dogmatismo y las imposiciones ideológicas y por ser racionalista, propugna la búsqueda de la Verdad aunque pueda ser provisional y en constante mutación.
La filosofía del Rito se opone a cualquier tipo de discriminación. La no admisión de mujeres en los Trabajos de su jurisdicción se debe a la aplicación de los tratados contraídos y no a la naturaleza del rito.
Breve Historia del Supremo Consejo del Rito Moderno

El Muy Poderoso y Sublime Gran Capítulo del Rito Moderno para Brasil fue fundado por Manoel Joaquim Menezes, el año 1842 E.•. V.•. con el título de Gran Capítulo de los Ritos Azules.
Fue aceptado y reconocido como Gran Oficina Jefe del Rito Moderno en Brasil por el Gran Oriente de Brasil.
A partir del 25 de noviembre de 1874, pasó a funcionar con el nombre de Gran Capítulo del Rito Moderno o Francés.
La denominación de Muy Poderoso y Sublime Gran Capítulo del Rito Moderno para Brasil fue adoptada el 9 de marzo de 1953.
El 7 de junio de 1976 pasó a denominarse Supremo Consejo del Rito Moderno para el Brasil.
Finalmente, a partir de 1992, año del 150 aniversario de su fundación, y en virtud de ser la única Oficina Jefe del Rito Moderno para todos sus grados practicados ininterrumpidamente existente en la masonería universal, pasó a denominarse Supremo Consejo del Rito Moderno.
Recordemos al respecto que el Grand Chapitre Français recibió en 1989 la Patente de los Órdenes de Sabiduría del Rito Francés de manos del Supremo Consejo del Rito Moderno.

La estructura del Rito Moderno funcionó en 7 Grados (3 simbólicos más los Cuatro Órdenes de Sabiduría) hasta 1999. En ese año se activa haciendo uso de su incuestionable legitimidad, el V Orden dándole forma con dos nuevos Grados 8 y 9:

5º Orden - 8º Grado – Caballero del Águila Blanca y Negra, Caballero Kadosh Filosófico, Inspector del Rito.
5º Orden - 9º Grado - Caballero de la Sabiduría- Gran Inspector del Rito.

Se cree que hubo un tiempo en el que en Portugal, llegó a funcionar dentro del Rito Moderno, con un Grado 8 (Kadosh Perfecto Iniciado) e incluso un Grado 9 (Grande Inspector).
Sea como fuere, la puesta en práctica del V Orden derivada de lo contemplado en los Reglamentos del Grand Chapitre Général de France de 1784 respecto al V Orden, es variada según los diversos Cuerpos de Altos grados del Rito Moderno actuales, pero absolutamente legítima de aplicación y uso a pesar de su diversidad formal.

Los 3 primeros Grados Simbólicos se reúnen en las Logias afiliadas a las Obediencias (en este caso el Gran Oriente del Brasil)

Para los llamados Grados Filosóficos
Los Grados 4 a 7 (I a IV Orden: Elegido, Elegido Escocés, Caballero de Oriente, Caballero Rosa-Cruz) se reúnen en los llamados Sublimes Capítulos Regionales.
El Grado 8 (V Orden) se reúne en el Gran Consejo Kadosh Estatal.
Y el Grado 9 (V Orden) se reúne en el Supremo Consejo del Rito Moderno, que tiene jurisdicción nacional sobre todos los Grados Filosóficos.

A nivel de equivalencias, para el Brasil, el grado 8 corresponde al 30 del REAA y el grado 9 corresponde al 33.

Para finalizar, recomendamos vivamente un excelente libro editado por el “Supremo Conselho do Rito Moderno" con el Título:
“El Rito Francés o Moderno: La Masonería del tercer Milenio”.
Un libro realmente apasionante que plasma fielmente la vivencia y aplicaciones del Rito Moderno en estado puro.

La edición española será en breve traducida por el Círculo de Estudios del Rito Francés “Roëttiers de Montaleau”, a quien amable y fraternalmente, el Supremo Consejo del Rito Moderno ha dado su autorización para llevarla a cabo y efectuar su posterior edición que permita acceder a los HH/nas.•. de habla hispana.

Referencias y agradecimiento a los siguientes autores para este trabajo:
José Maria Bonachi Batalla
Antônio Onías Neto
Lourival Souza
Alcio de Alencar Antunes (en el Or.·. Et.·.)
José Castellani (en el Or.·. Et.·.)


Links de Interés:
Supremo Conselho do Rito Moderno
Grande Conselho Kadosh del Rito Moderno. Rio de Janeiro
Grande Oriente do Brasil

Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
M.•. M.•. de la Gran Logia Mixta de los Andes Ecuatoriales
Miembro del Sublime Consejo del Rito Moderno para el Ecuador
Miembro del Supremo Conselho do Rito Moderno - Brasil
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés Roëttiers de Montaleau

28 de juny 2010

Rito Francés: Nuevo libro coordinado por Víctor Guerra

Tras leer la obra propuesta por el amigo y Hermano Víctor Guerra, tengo un profundo sentimiento de gratitud, una estimación que viene dada como sumatorio de diversos componentes acerca de múltiples factores.
En primer lugar destacaría su practicidad. Una obra, diría yo, única a día de hoy, que puede resultar tremendamente útil tanto para miembros de la Orden como para aquellos que simplemente pretendan aproximarse al Rito Francés o Moderno a través de un material fiable y contrastado. Sin embargo, a poco que el lector profundiza en este compendio de diversos trabajos y reflexiones, aprecia que su valor es extrapolable a la Francmasonería “toda”. Como no podía ser de otro modo, apreciamos como el Rito Francés, último vestigio del Rito de los Modernos, contiene el elixir, la esencia simbólica y filosófica de la masonería tal y como hoy día la concebimos, en estado puro, con ese espíritu ecuménico y universal con el que fue engendrada en sus orígenes fundacionales, allá en el 1717, donde la francmasonería no tenia calificativo alguno.
Es esta tradición indivisa del Rito de los Modernos, el que a principios del siglo XIX sería denominado Rito Francés o Moderno para diferenciar de otros más novedosos, donde se ha conservado la fidelidad de sus principios originales tanto a nivel formal como conceptual.
Me parece sobremanera importante destacar que esa fidelidad formal, debe siempre entenderse dentro de una estructura o esquema simbólicos fundamentales. Por otra parte, la fidelidad filosófica, ética y conceptual puede muy bien comprobarse analizando los contenidos de sus evoluciones rituales y contrastarlas con el mensaje “Universal” constitutivo de 1723 redactado por la hábil pluma de Désaguliers.

La trayectoria de Víctor Guerra ha sido ejemplo para muchos de nosotros tanto en el plano masónico, como masonológico. Como francmasón, este Hermano nos muestra su compromiso adquirido como miembro de la Orden tomando consciencia de que solamente desde la rigurosa autoevaluación, el contraste y la búsqueda independiente, sin condicionantes extra-masónicos, como hombre libre en mayúsculas, puede acercarse a esa utópica verdad en sus múltiples manifestaciones. En esta labor que requiere altísimas dosis de energía y de entusiasmo, se precisan de materiales y referentes que, desgraciadamente, nuestra bibliografía en lengua española y nuestra fracturada tradición se muestra deficiente, incompleta o precaria. Una tarea compleja que le llevará, no sin dificultades, a tener el apoyo y beber de las fuentes más reputadas y contrastadas de la masonología contemporánea, a llevar a cabo un viaje al pasado partiendo del análisis de las bases rituales de finales del XVII y principios del XVIII, así como a vivir, in situ, la masonería francesa tanto a nivel logial como capitular.
Todo este proceso de búsqueda, análisis, intercambio, contraste y reflexión nos lleva sin duda alguna a una destilación que con frecuencia resulta ser un “producto” alejado de lo preconcebido o falsamente heredado por una transmisión oral errática.
Es ahí donde la asunción de las incontestables realidades redescubiertas hace tambalear falsas teorías o leyendas infundadas. Sin embargo, el resultado que aparece ante nuestros ojos no es menos digno que aquel otro fruto de la fantasía, generado por los siempre amantes de lo oculto y de lo mágico. Esos tienen su espacio, pero éste no es el francmasónico “stricto sensu”.
Como antes apuntaba, cuando analizamos los orígenes del Rito Francés, estamos estudiando los orígenes mismos de la masonería. Los que humildemente hemos indagado en este terreno, apreciamos al principio con cierto estupor el “décalage” del estado de la cuestión masonológica con respecto a otros países como Francia, Bélgica, Inglaterra u Holanda, por citar unos pocos ejemplos. Es en ese instante cuando iniciativas como las llevadas a cabo por Víctor Guerra pueden devenir útiles y del todo imprescindibles. Este hermano nos acerca materiales de alta calidad accesibles en la lengua de Cervantes, proporcionando nuevos puntos de vista, muy elaborados y contrastados. Nos allana el camino de una búsqueda iniciada ya por él años atrás, y si bien obviamente la vivenciación masónica es de ámbito personal, lo indiscutible, palpable y científicamente demostrable relativo a nuestra Orden, es un instrumento que debe permitir nuestro mejor progreso sin desviaciones ajenas ab initio.

Es pues una gran responsabilidad para todo miembro de la Orden, y máxime desde el Magisterio, el contenido de aquello que se transmite como tradición ininterrumpidamente. Así, esta obra que tengo entre mis manos, será sin duda también una obra “fundamental” para los hermanos Vigilantes con una bien cubierta base historiográfica, pero asimismo, el autor nos contagiará con su actitud preguntante, indagadora, inquieta. ¿Quién ha dicho que el francmasón deba ser conformista?
Sólo puede encontrar el que busca, y además de las temáticas compendiadas en este volumen, el lector hallará inmanente ese espíritu de cuestionamiento y de filtrado, de separar la paja del grano, y de poner algo más de luz y de orden a cierto caos conceptual.

Aquellos que conocemos y hemos tenido el placer de trabajar y colaborar con Víctor Guerra, le hemos escuchado en más de una ocasión utilizar el símil del Rito Francés al de la decoración de una celda cartuja, sobria, sin suntuosidad y libre de todo exceso o contaminación. Cuanto me recuerda este punto de vista con el símil “nutricionista” del Hermano Louis Negrel cuando afirmaba en una de sus obras que “entre los productos del jardín salidos de plantas vigorosas y no habiendo sufrido hibridaciones por azar, situaría el Rito Francés Moderno…. Tres características del Rito Francés Moderno hacen de éste un producto a mi gusto, y justifican por sí mismas su práctica: su Sobriedad, su Rigor y su Coherencia.”
Al exponer esta reflexión, no pretenda el lector ver un “choque o confrontación entre Ritos”. Tal lectura, además de precipitada, obedecería a prejuicios infundados y sería además incierta. Simplemente, y respetando obviamente la libertad individual, esta elección es de una importancia primordial, ya que de ella dependerá nuestro equilibrio, primer paso hacia nuestra Realización, tal vez sólo plausible ya bastante adentrados en nuestra experiencia masónica. Pero para que haya tal opción, es preciso restituir, bajo mi punto de vista, un rito que ha sido vilipendiado por desconocido, cayendo en el infundado tópico de ser más pobre o vacío simbólicamente o, en otras ocasiones, sacrificado por cuestiones ajenas a lo meramente masónico.

Es en este redescubrimiento y labor pedagógica alrededor del Rito Francés donde Víctor Guerra se muestra como punta de lanza, referente de la masonería hispanoparlante, desde sus trabajos individuales hasta en sus labores de coordinación de proyectos como pueden ser los generados por el Círculo de Estudios del Rito Francés “Roëttiers de Montaleau”, el cual preside. Una labor que no todos entienden, pero que una inmensa mayoría agradece y sabe valorar.

Esperamos pues, con impaciencia, sus siguientes trabajos. Seguro que de ellos beberán futuras generaciones que ahora ocupan la Columna del Norte.

Ficha técnica: http://masonica.es/rito-frances-p-61.html

Joaquim Villalta
M.•. M.•. de Rito Francés del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Secretario del Círculo de Estudios del Rito Francés “Roëttiers de Montaleau”

29 de maig 2010

Entrevista a un Francmasón

P. ¿Es usted masón?
R. Mis Hermanos me reconocen como tal, o eso espero.

P. ¿Qué edad tiene?
R. Siete años y más. Los suficientes para empezar a entender algunas cosas y para tomar consciencia de lo mucho que me queda por aprender.

P. Me está dando unas respuestas muy convencionales. ¿Le parece que utilicemos un lenguaje más llano y sencillo?
R. Por qué no. Me parece bien: si quiere lo hacemos como dice un hermano argentino, “a calzón quitado”, eso sí, guardando las formas, no se preocupe.

P. ¿Qué es para usted la Masonería?
R. Verá, aunque le parezca tópico, es una forma de vida, pero ante todo, un compromiso con uno mismo ejercido de forma libre y voluntariamente. Hay libros enteros dedicados a este sujeto, pero lo que sí le puedo asegurar es que engancha. Nada de sectas ni cosas por el estilo. Es la toma de consciencia diaria de uno mismo y de su realidad vital la que no cesan de sorprenderte y te indican un sinfín de aspectos por mejorar, de rectificar. En definitiva, te redescubres.

P. Eso suena muy bien, pero parece un intangible.
R. Tal vez lo sea en cuanto a consecución última de objetivos, pero es un proyecto de vida realmente fascinante. Al respecto debo confesarle que en ocasiones, en ese trabajo de búsqueda y encuentro donde abres una puerta y te aparecen otras cien, debo intentar controlar cierto impulso obsesivo-compulsivo por el conocimiento, tal vez debido a una deformación profesional. Menos mal que mi familia carnal tiene paciencia y comprensión para conmigo. Supongo que en ese proceso soy más feliz y así lo exteriorizo en mi entono más cercano.

P. ¿Quien le ha influenciado tanto para mostrarse tan apasionado?
R. Verá: todo influye en todo en mayor o menor medida. Sin embargo, y aunque el método masónico incide en uno mismo en primera instancia mediante tu propia puesta en acción, ha habido un ternario fundamental de hermanos masones todos ellos, que han resultado decisivos a la hora de llevarme a entender la Orden y su objeto, tal y como hoy día la vivo y entiendo.

P. ¿Se puede saber quienes son?
R. Claro. Aunque existe el compromiso de no exponer la identidad de los miembros sin su permiso, estoy seguro que lo tengo de antemano porque se reconocen cada día como miembros de nuestra institución, lo cual tiene un doble valor añadido: al tema de la perdida del anonimato, hay que añadirle el plus de compromiso que representa presentarse como masón. Un mal paso de una persona siempre puede ser tomado por un defecto Universal de la Orden, lo cual, además de incierto, sería injusto. Pero el antimasonismo existe desde los orígenes mismos de la francmasonería especulativa, y precisamente por ello, hay que ir con tiento para no dar carnaza a los tiburones.

P. No ha respondido aún a mi pregunta.
R. Ahí voy, sin problema. El primero de ellos es Julián García: un ejemplo de aquello que crees imposible que exista en nuestro mundo real, lo que llamamos profano. Un hombre que ama al ser humano, que confía en el ser humano y que practica el amor a cambio de nada, si bien en el fondo ahí radica la recompensa personal. Estamos tan poco habituados a este tipo de actitudes vitales, que pensamos que hay truco o trampa, o que la persona ha perdido la cabeza. Nuestro gran problema, el de nuestra sociedad tan tremendamente materialista y resultadista, radica en la terrible confusión entre Sabiduría y Erudición (por no citar a los “listos”, que son otro cantar). Eruditos hay muchos, pero sabios muy pocos, y Julián es Sabio. Es un hombre capaz de llevar a la práctica lo que expresa o manifiesta, pero no un día o dos, sino año tras año las 24 horas del día. No he visto cosa igual. Un ser así existe.

P. Siga, Siga.
R. El otro hermano que ha ejercido en mí un positivo impacto trasmutador (¿le gusta el término?) es Víctor Guerra. Es un Miguel Induráin de sus mejores tiempos, pero a lo masónico en España. Hasta el punto que se destaca tanto del pelotón que el resto se pierde de vista, allá a lo lejos. Poca gente le sigue el ritmo en estos Orientes. Eso a algunos no gusta demasiado, y se le recrimina una cierta actitud crítica. Pero vamos a ver: la crítica constructiva, analítica, es precisa como método de autoevaluación previa a toda rectificación. Para ello es preciso el conocimiento, y Víctor lo tiene gracias a esa actitud de búsqueda e investigación, puesto que de lo contrario, se puede perder de vista el rumbo, el destino e incluso el origen mismo de aquello que hacemos. La energía del Hermano Víctor es impresionante y contagiosa. Un estímulo para el trabajo. Te hace ir a un tempo (si me permite la alusión profesional) descomunal. Es como tocar algunos de los Estudios de Ejecución Trascendental de Franz Liszt (Hermano masón, como ya sabe). O se tocan a ese tempo o mejor quédate en tu casa. Una maravilla. Reconozco que abuso de su amistad: me encanta su impresionante biblioteca a la que recurro constantemente. Raro es que no tenga el libro que preciso. Suele ir siempre un paso por delante. Y me honra su amistad y colaboración conjuntas. Tal vez porque a mi me va también la marcha, pero sobretodo, porque es un masón de principios, honesto y fiel a sus ideales.

P. ¿Y el otro?
R. Pues Patrick Négrier. Tengo una sensación de gratitud infinita ante su descomunal obra filosófica y masonológica . Gracias a él, he visto como me han vendido ciclomotores por motos GP de competición. Me ha aportado una luz a la génesis francmasónica, tanto histórica, como simbólica, como éticamente, que me hace sentir más cerca de la verdad. Es que el boca-oreja en nuestra Orden, la tradición del secreto, lo oculto, y demás ha sido suelo fértil para que nos metan más goles que a la histórica Malta de fútbol. Luego resulta que la realidad es más simple, pero no por ello menos digna (sino al contrario). Me siento orgulloso de saber de donde vengo, el cuando, cómo, por qué y para qué: ya es más de lo que puedo asimilar durante largo tiempo. Su obra, compleja de lectura, es riquísima en contenido. A veces tengo que recurrir constantemente, por uno u otro tema, a consultarla. Siempre aporta nuevas lecturas y reflexiones. Sencillamente chapeau.

P. ¿Y los Altos Grados?
R. Mire usted: he escrito mucho ya sobre el tema y no quisiera que nadie se sintiese ofendido. De hecho yo los practico. Son una herramienta interesante si la utilizamos adecuadamente, ya que la tenemos a nuestra disposición. Pero amigo, como alguno de ellos humildemente reconoce en sus rituales, todo está contenido en los tres grados simbólicos. O sea que esa idea de dar rienda suelta a la creación de determinadas jerarquías iniciático-nobiliarias poseedoras de los secretos más secretos cuasi mágicos, está fundada en lo apócrifo y demostradamente falso en muchos grados. Piense que llegó a ser un negocio en el XVIII. Con eso queda todo dicho.

P. ¿Se considera usted ritualista?
R. Creo que la pregunta está mal orientada en su planteamiento. Porque la masonería es ritualista por necesidad y naturaleza. No puede usted tocar la Segunda Balada de Liszt para piano sin piano, o los Caprichos para violín de Paganini sin violín. El ritual, como dice un conocido autor, permite vivenciar la idea simbólica articulada en el espacio y en el tiempo. Y mire que yo no soy nada guenoniano desde que le pillé en dos renuncios. Pero es una definición que me parece acertada. Otra cuestión es caer en lo que se llama la Simbolatría, o la Ritualatría (perdón por el neologismo), solo posibles desde una mala interpretación simbólica o ritual. No obstante, se ha caído en ocasiones en los extremos opuestos. Conocí un venerable que eliminó los tres grandes candelabros y las velas del Taller porque le parecían “misa”. Se cargó alegremente un ternario fundamental por prejuicio. Un librepensador debe estar por encima del prejuicio o impresión personal. Hay que pensar en las estructuras simbólicas fundamentales sobre las que se asienta el ritual. Otros, precisamente por sus ideas preconcebidas, añaden elementos exógenos para “enriquecer” o “manipular”. Pero por favor: la mutilación ritual o la manipulación de injertos sin cuidar las citadas estructuras simbólicas fundamentales solo conducen a desfigurar, ya no solo la forma, sino el objetivo vivencial que en sí mismo se pretende obtener.

P. ¿Entonces no cree que los rituales puedan evolucionar?
R. Claro que sí. Pero nunca como consecuencia de un “air du temps” caprichoso, como dice Mollier en alguno de sus trabajos. Eso está abocado al fracaso y a la desaparición. Hacer “rituales a la moda” me parece esperpéntico y ridículo. Precisamente, los buenos, son aquellos cuya lectura es atemporal y de aplicación perenne, o que puedan serlo. Hay cada uno suelto, con unos discursos interminables que, perdónenme, lo único que consiguen es manipular la interpretación simbólica del Hermano o Hermana sin dejarle la libertad de reflexión e interpretación personal, para embutirle sus propias carencias, creencia o prejuicios. Por eso, el estudio de los rituales es bueno. Te da una amplia perspectiva que te permite detectar algunos resultados endogámicos, o cajones de sastre que hay que contener o evitar. Cada hermano, cada logia debiera interesarse por evaluar su instrumento ritual. En caso contrario, si todo diera lo mismo, pues podríamos quedarnos de cháchara en el bar del frente de la avenida, donde vivo. Una Tenida no es ni una tertulia ni un agujero negro mágico. Es mucho más serio que todo eso.

P. ¿Cree que hay ritos mejores que otros?
R. Ahí no le voy a dar cancha, amigo. Sencillamente porque con el paso del tiempo, cada uno de nosotros elegimos el Rito que más se adecúe a nuestra naturaleza y sensibilidad personal. Yo he elegido el Rito Francés por mil y una razones que no voy ahora a exponer para no cansarle. Pero insisto, el Rito llámese X, será todo lo bueno que nosotros queramos que sea mientras conozcamos sus fundamentos, estructuras y lo apliquemos adecuadamente, sin añadidos o amputaciones ad libitum. Por lo demás, son un bello abanico multicolor fruto de nuestra evolución histórica, de nuestros aciertos y también de nuestros errores. Personalmente me encanta ver, y contrastar unos y otros, y si es posible, participar en sus Trabajos. No olvide usted que la fuente y el origen fue el mismo, no obstante.

P. ¿Tiene sentido hoy día la masonería?
R. ¿Ve usted un mundo donde impere la justicia, la igualdad, la paz, el amor?

P. No. ¿Y…?
R. Pues entonces ahí estaremos. Nuestra labor no está finalizada.

P. Dígame una frase.
R. Le propongo una de Quintiliano: Nunquam vera species ab utilitate dividitur, la verdadera belleza nunca va separada de la utilidad. Esa es la grandeza del Arte Real.

P. Para finalizar, ¿tiene inconveniente en expresar su identidad?
R. En absoluto. Soy Joaquim Villalta. Gracias por permitir expresarme de esta forma tan distendida. Ya les torturo bastante con otros trabajos más áridos y espesos en otras ocasiones.

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

10 de maig 2010

Acto de Presentación del “Régulateur du Maçon” del Rito Francés en Madrid

Publicado en Masonería Siglo XXI

Lo cierto es que como Círculo de Estudios del Rito Francés Roëttiers de Montaleau, habíamos tenido todo un éxito en la convocatoria que había hecho en Barcelona el Grande Oriente Ibérico y que tuvo como centro de la convocatoria la mítica Biblioteca Arús, que nos acogió con cariño. Tal acto conllevó un éxito de presencia, por la calidad y por la diversidad.



Ahora le tocaba el turno a Madrid: tal y como habíamos previsto la idea es que fuera el GODF, o sea las logias de tal Obediencia en Madrid , las que de alguna manera estuvieran auspiciando el acto de presentación.

Pero lo cierto es que no pudo ser por diferentes motivos, por tanto de nuevo hubo de ser el Grande Oriente Ibérico el que organizara el acto de la presentación de los Rituales de Aprendiz y Trabajos de Banquete del Régulateur, que tuvo como escenario la sede de formación sindical ugetista: Julián Besteiro , sita en la calle Azcona en Madrid.

No voy a negar que había miedo escénico, pues no sabíamos muy bien cual sería la respuesta, y más desde que algunos opinaban que nuestro trabajo es de autobombo y publicidad arborescente, ignorando como se ignora, o mejor dicho queriendo ignorar el trabajo que hay detrás, tanto de estudio y reflexión, tal vez para tapar deficiencias propias, que es un hecho muy común.

Pues bien, la citada presentación fue todo un éxito, ya que las setenta personas que asistieron al acto , en su mayoría masones, representaban casi todo el abanico masónico español.

Allí pudimos saludar y confraternizar con Hermanos de la Gran Logia de España (GLE), con miembros de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE), y del Gran Oriente Latinoamericano (GOLA), Gran Oriente de Bélgica, (GOB), Grande Oriente Lusitano (GOL) y por supuesto con toda una plana de Hermanos, y también pudimos contar con un buen numero de dignidades del GOI; entre ellos su Gran Maestro, o el Muy Sabio del Gran Capítulo General del Rito Francés de España.

La presencia de Hermanos del Gran Oriente de Francia , (GODF) estuvo representada de forma encomiable, no por los autóctonos, sino por una logia parisina, la Logia Albert Camus con su Venerable y su 1º Vigilante, escoltados por una interesante comitiva de Hermanos Maestros, y Compañeros de dicha logia.

Nos alegró tener a Hermanos de alta talla y calidad, como la que integraron los Hermanos portugueses: fue toda una alegría en lo personal poder saludar al muy Respetable Hermano Felipe Frade, sin que por ellos queramos menoscabar otras presencias, como los Respetables Hermanos Lima, o Gonzalves

La presentación del acto la realizó Yves Bannel, Gran Canciller del GOI, y como tal conferencia estuvo sujeta al mismo guión que ya expusimos en Barcelona, y que se publicó en el blog de Rito Francés, Al final de acto hubo un debate de cierta altura y talla, en el que intervinieron hermanos de la GLSE, GLE, GOL, etc.

Damos las gracias a todos los asistentes, y al propio GOI, por su apoyo y por hacer realidad y visible, lo que ciertas aptitudes cainitas desean esconder, y por supuesto las gracias a nuestro Editor MASONICA.ES , sin el cual sería imposible todo este desarrollo, que además ya tiene como inminentes metas otras publicaciones sobre el tema: Rito Francés, historia, desarrollo y reflexiones; Rituales de 2º y 3º Grado del Régulateur. El primero de estos libros verá la luz a mediados de junio

A todos desde el Circulo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau", GRACIAS

27 d’abril 2010

Presentación en Madrid del "Régulateur du Maçon"

El viernes 7 de mayo de 2010, a las 19,00 h en la Escuela Julián Besteiro, sita en la Calle Azcona, 53, en Madrid, se llevará a cabo la presentación de la primera edición en lengua castellana analizada y comentada del Ritual de Primer Grado y Trabajos de Banquete del “Régulateur du Maçon” del Rito Francés, de los autores Víctor Guerra y Joaquim Villalta, miembros del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

Edita: MASONICA.ES Editorial

Presentará el acto el M.·. I.·. H.·. Yves Bannel, Gran Canciller del Grande Oriente Ibérico

ORGANIZA: Grande Oriente Ibérico (GOI)

20 d’abril 2010

El Marqués de Gages: propuesta bibliográfica

Recordemos que la Masonería de los Modernos se implanta por diversas vías en la Europa continental. En los Países Bajos lo hace, o bien directamente vía Londres, o vía Francia a través de la Gran Logia dirigida por el conde de Clermont. De este modo el Marqués de Gages (cuya logia “La vraie et parfaite harmonie” de Mons es de la correspondencia de la GLdF) aparece nombrado por Louis de Bourbon en 1766 como "Grand Maître provincial et Inspecteur Général des loges rouges et bleues pour les provinces de Flandres, de Brabant et de Hainaut". Aprovechando la coyuntura y dificultades que atraviesa la masonería francesa y el distanciamiento que ello conlleva entre la vinculación de Gages con la GLF, la pretendida agrupación de logias zonales emanadas directamente de la Gran Logia de Londres llevará, entre otras casuísticas bien curiosas, a la creación bajo patente de Londres de una auténtica y seriamente estructurada obediencia “belga”, teniendo al Marqués de Gages como Gran Maestro provincial: la Gran Logia provincial de los Paises Bajos Austriacos, que regulará ese cierto desorden reinante (propio por otra parte en cuanto a la descentralización) y aglutinará las Logias de su entorno. Como señalábamos en anteriores publicaciones con respecto al fenómeno de la proliferación de grados en ese contexto histórico, a través de las cartas entre el Conde de Clermont y el Marqués de Gages, el primero expresa su trabajo de estructuración en 15 grados en 1767. Según Adolphe Cordier, de los rituales redactados por la Gran Logia Provincial de los Países Bajos Austriacos que superaban largamente la veintena, finalmente los Grados fueron reducidos a quince en 1776.
En esta línea, cabe resaltar que ya en 1772, es el Marqués de Gages quien exterioriza su proyecto de una masonería en 7 Grados al Venerable de la Logia de Alost dentro de un contexto de contención en las recepciones de Grados indicándole que algunos podrían devenir inútiles en un futuro de ser conferidos. Es precisamente en una estructuración en tres Grados y Cuatro Órdenes elaborados por el Gran Capítulo General de Francia de 1784, cuando en 1786 el Gran Oriente de Francia propone un texto de referencia para los tres grados azules, difundido en forma de copias manuscritas, y adopta los Cuatro Órdenes con la creación/integración del Soberano Capítulo Metropolitano, manteniendo como siempre el Grado de Rosacruz como “Nec Plus Ultra” del Sistema.

Existe una excelente obra dedicada al desarrollo de la Francmasonería en los Países Bajos austriacos del S. XVIII entorno a la importante figura y obra del Marqués de Gages analizado desde diversos prismas y con la participación de excelentes masonólogos e historiadores. El libro en cuestión, editado en el 2000 por Alain Dierkens, dentro de la colección como volumen 11 de Problemas de historia de las Religiones por la Université libre de Bruxelles (Instituto de estudio de las religiones y de la laicidad) - Éditions de l'Université de Bruxelles, y su título es

LE MARQUIS DE GAGES (1739-1787)
LA FRANC-MAÇONNERIE
DANS LES PAYS-BAS AUTRICHIENS


El índice es así de atractivo :

L’homme et son temps. Hervé Hasquin : Le marquis de Gages, un aristocrate hennuyer riche et influent ; Annick Vilain : Comment assurer son salut de chrétien et son perfectionnement d’homme ? Le marquis de Gages et la confrérie montoise de la Miséricorde ; Pierre-Yves Beaurepaire : Le grand maïtre marquis de Gages et les relations maçonniques gallo-belges au XVIIIe siècle ; Michel L. Brodsky : Le marquis de Gages et l’Angleterre. II. Les "rituels du marquis de Gages" : examen critique. Pierre Debusschere et Yvan Cancelier : Rituels et tableaux de la loge "La Vraie et Parfaite Harmonie" à Mons ; Pierre Cockshaw et Roland Gillard : Les rituels du marquis de Gages. Examen du manuscrit dans son contexte historique ; Jacques Lemaire : La langue des rituels du marquis de Gages : un idiolecte teinté d’archaïsmes et de particularismes dialectaux. III. Les "rituels du marquis de Gages" : regards anthropologiques et philosophiques. Michael Segall : Les hébraïsmes dans les rituels du marquis de Gages ; Luc Nefontaine : Aspects anthropologiques des rituels du marquis de Gages : initiation masculine et adoption féminine ; Baudouin Decharneux : Les doctrines des rituels ou la voie de la prudence. Alain Dierkens : Conclusion : le marquis de Gages et "ses" rituels.


Esta obra está disponible en formato digital en la site de la Digiteca de la Universidad libre de Bruselas

http://digistore.bib.ulb.ac.be/2010/i280041247X_2000_000_28_f.pdf

De esta colección es también destacable el Nº 6, Eugène Goblet d’Alviella, historien et franc-maçon, figura crucial del Grand Orient de Belgique y que analizaremos en otra ocasión.

En próximas entradas abordaremos interesantes aspectos desarrollados por algunos de los especialistas colaboradores para la presente propuesta bibliográfica dedicada al Marqués de Gages.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE

19 de febrer 2010

Presentación de Rituales del Rito Francés en la Biblioteca Pública Arús

El martes, 2 de marzo de 2010, a las 19,00 h en la Biblioteca Pública Arús, sita en Passeig de Sant Joan, 26 en Barcelona, se llevará a cabo la presentación de la priemra edición en lengua castellana, analizada y comentada del Ritual de Primer Grado y Trabajos de Banquete del “Régulateur du Maçon” del Rito Francés, de los autores Víctor Guerra y Joaquim Villalta, miembros del CÍRCULO DE ESTUDIOS DEL RITO FRANCÉS “ROËTTIERS DE MONTALEAU”.

Edita: MASONICA.ES Editorial

La presentación correrá a cargo de Manuel Riera (Coordinador del Triángulo de Lectores)

ORGANIZA:

Grande Oriente Ibérico (GOI)

Biblioteca Pública Arús